“A DOS TINTAS, JOSEP JANÉS POETA Y EDITOR” DE JOSEP MENGUAL CATALÀ

A dos tintas

“A dos tintas, Josep Janés, poeta y editor”, de Josep Mengual Català.

¡ÚNETE A LA COMUNIDAD! 

M_01clubLuc

Regístrate en la primera Comunidad de libros de ensayo en español y GANA puntos que podrás canjear por libros GRATIS

Tenemos acuerdos con las mejores editoriales de ensayo para premiar tu colaboración con la Comunidad: ¡Comparte conocimiento, GANA puntos y elige tú mismo el libro que quieres que te regalemos!

*Regístrate y gana 5 puntos

*Comenta un libro y gana 20 puntos

*Sube un libro que recomiendes y gana 60

Boton regístrate ahora en modo IMG

Quiero saber+ sobre “El club de Luc”


Recursos

icono Audio

icoN_0006_lectura Texto

icoN_0005_web Web

Título

Josep Mengual Català

Sobre Josep Mengual Català, autor de “A dos tintas”


Josep Mengual Català
(1967) ha trabajado durante más de veinte años en el mundo editorial, la mayor parte de ellos en Edhasa, y ha ejercido la docencia en postgrados y másters en edición en la Universidad de Barcelona, la Universidad Autónoma de Barcelona y el IDEC de la Universitat Pompeu Fabra. Licenciado en Filología Hispánica en la UAB, donde fue miembro fundador del Grupo de Estudio del Exilio Literario Español, ha escrito a menudo acerca de su especialidad en diversas revistas, tanto españolas como americanas, y ha participado en libros colectivos y congresos. Desde 2012 mantiene el blog sobre libros e historia editorial negritasycursivas.

Fuente: www.megustaleer.com

¿Janés editor del futuro? Debate con nosotros sobre su legado.

El editor camaleónico: Josep Janés

La primera vez que vi el libro “A dos tintas, Josep Janés poeta y editor” fue en la sección de escritos recomendados de la librería barcelonesa “La central” de la calle Mallorca. Me llamó sobre todo la atención el libro-objeto: su diseño, la robustez y solidez del volumen azul y blanco, el pequeño dibujo del editor con sus anteojos en el centro de la portada. Al acercarme y sostener el ejemplar observé que el autor me era conocido: Josep Mengual. Con Josep había intercambiado en la sección de comentarios del blog Ecos de Sumer algunas ideas sobre el ebook y el valor del libro impreso.

No tardé mucho en decidirme a elegirlo libro del mes de librosensayo.com. Este texto biográfico se publicó en 2013, año del centenario de nacimiento del editor barcelonés Josep o José Janés. Su autor Josep Mengual afirma ya desde el principio que este escrito es un libro sobre libros y construido sobre libros. Ilustremos esta idea con palabras directamente extraídas del texto: “La biografía de un editor es esencialmente el conjunto ordenado de los libros que salen a la luz bajo su responsabilidad” (p. 385). De este planteamiento parte Mengual y este enfoque, unida a la prolífica producción editorial de Janés, sirve al autor para estructurar un texto muy rico en referencias bibliográficas, que van siendo entrelazadas con hechos de la vida del editor y poeta catalán.

Observamos de esta forma como se suceden los hitos más relevantes de la existencia de Janés imbricándose con los títulos que éste iba publicando. Comencemos a inmiscuirnos en la intimidad del personaje con algunos datos básicos: Janés fue el editor literario más destacado de su tiempo. La cultura española que se despliega desde el final de la guerra civil hasta 1975 no podría comprenderse sin su labor. No obstante Janés ha sido un personaje incómodo para las dos Españas y no ha sido suficientemente reivindicado: su pasado catalanista durante la época de la república y su adaptación al franquismo lo convertían en una figura molesta, difícil de clasificar.

Josep JanésLo que sí se puede afirmar es que Janés prosperó comercialmente y edito mucho y con éxito. Él mismo afirmó destacando su vocación empresarial lo siguiente: “soy un hombre de letras, de letras de cambio”. Tomàs Salvador realizó una caracterización excelente del editor que Mengual recoge casi al final del “A dos tintas”. Salvador nos decía que Janés era comerciando un fenicio y francés de espíritu. En lo referente al amor por la belleza se le podía considerar un heleno siendo a su vez portador del “seny” catalán pero también poseedor del carácter melódico de un italiano.
Hagamos un breve repaso de la vida de Josep Janés para visitar más adelante su faceta de editor innovador y triunfador en la España de los cuarenta y cincuenta.

Hechos de Josep Janés

Nacido en 1913 en Collblanc, Hospitalet del Llobregat, fue un niño prodigio y un poeta precoz que escribió una autobiografía ¡a los 13 años! Estudió comercio en Barcelona, en la escuela de los jesuitas situada en la calle Casp. También muy joven se vinculó a empresas periodísticas que él mismo impulsaba y dirigía, por lo que rápidamente conoció los oficios de editor, aprendió a componer textos y se relacionó con impresores y autores .En esta primera etapa escribía y publicaba fundamentalmente en catalán. Poco a poco toda la Barcelona cultural lo fue conociendo, sobre todo gracias a los diarios que controlaba.

Janés era cristiano y catalanista. Cuando en 1931 se instauró la república española colaboró con ella porque era un hombre de orden, poco amigo de subvertir la legalidad vigente. Sin embargo nunca tuvo simpatía por el marxismo ni por las corrientes revolucionarias. Fue, sin duda, un burgués. Durante esta etapa se relacionó intensamente con el conseller de cultura de la Generalitat Carles Pi i Sunyer lo que le llevó a colaborar con iniciativas del Servei Català de Cultura al Front. Sin embargo, ya en esta época dio muestras de una característica que mantendría a lo largo de toda su trayectoria: el eclecticismo político. Janés, nos cuenta Mengual, era sobre todo amigo de sus amigos, defendieran estos la ideología que fuese. Por ello ayudó durante la república a destacados falangistas y esto le resultaría muy útil cuando, durante el franquismo, fuese él mismo el que necesitara de auxilio.

Cuando la entrada de las tropas nacionales a Barcelona era inminente partió con el mencionado Carles Pi i Sunyer a París. Estuvo allí poco tiempo ya que, tras sopesar las diferentes alternativas que le ofrecía el destino, decidió regresar a España con el aval de Eugeni D’Ors, amigo de Janés y persona muy ligada a la jerarquía franquista.

Aunque a su vuelta a la península es detenido consigue finalmente salir libre y aclimatarse poco a poco a la nueva situación política, pudiendo reemprender su labor editorial.

josep_janes_2Josep Janés pasa a ser José Janés y a editar en castellano. En los años cuarenta y cincuenta llegará a poseer muchos sellos editoriales donde desarrollará en innumerables colecciones una producción editorial muy importante. Es un hombre de éxito, la aceptación por parte del público de sus libros es muy alta y vive en el lujoso barrio de Pedralbes de la capital catalana.

No obstante esta fulgurante carrera se ve truncada de forma abrupta al morir Janés en 1959 en accidente de coche contando solo con 46 años de edad.

El proyecto editorial Janesiano: un camaleón contumaz

Ahora que sabemos algo sobre su vida tratemos de situar en el mapa su contribución al mundo editorial y cultural caracterizando sus estrategias y gustos en la edición de libros. Podríamos comenzar afirmando que su carácter optimista, su hiperactividad, lo llevó a controlar personalmente todos los procesos de la cadena de valor del libro, en lo que puso siempre el mayor cuidado.

Impetuoso e incansable, se tomaba muy en serio la tarea de convertir las obras en libros, en bellos objetos atractivos y a su vez rentables. Janés siempre fue muy hábil concibiendo proyectos de sólida solvencia cultural con vocación de continuidad y embarcando en ellos a los más destacados hombres de su tiempo. Le encantaba formar y coordinar grupos de trabajo e incitar a los mejores a producir grandes obras.

Otra característica fundamental de la labor editorial janesiana es su preocupación por acercar a sus lectores a lo mejor de la producción europea de los más diversos países del viejo continente. Siempre supo conjugar un cierto elitismo muy ligado a las formas estéticas de su amigo Eugeni D’Ors con la creación de colecciones económicas más asequibles intelectualmente que sirvieran para nutrir a un público amplio de buenas lecturas.

Poster JanésHay una polémica fundamental que Mengual aborda en diferentes lugares del texto: ¿tuvo continuidad el proyecto editorial de Janés a pesar de abandonar este el catalán por el castellano tras la guerra civil? La opinión del autor de “A dos tintas” es diáfana: Janés camufla colecciones anteriores a la contienda fratricida cambiando nombres pero existe un hilo que nos permite afirmar que los presupuestos que juegan detrás de las apariencias siguen siendo idénticos. Esto lo demuestra Mengual de forma minuciosa, a mi modo de ver. Janés siempre pretendió europeizar y modernizar el panorama bibliográfico peninsular poniendo al tiempo en valor a los autores españoles. Adaptar el proyecto cambiando de idioma y ajustándose cínicamente a la censura fue la única manera de garantizar la continuidad de la empresa editora de Janés aunque en ocasiones las élites catalanas más resistentes despreciaran su trayectoria.

También se ha acusado al editor catalán de publicar cualquier cosa, de no tener una concepción clara de la panoplia de títulos que ponía en el mercado dejándose llevar demasiado por la rentabilidad y perdiendo de esta forma la coherencia. Mengual opina que esta visión es superficial y que, si bien no cabe dudar de lo prolífico de la edición janesiana, siempre hubo en el fondo una coherencia como hemos explicado.

Janés, en definitiva, supo adaptarse a las condiciones de su tiempo conjugando lujosas ediciones de bibliófilo dirigidas a las clases altas con libros más populares de precios ajustados. Fue un editor inteligente, siempre muy atento a la vertiente artística de la edición que lo llevó a cuidar al máximo los aspectos estéticos del libro-objeto pero al tiempo consciente de que un editor es un empresario que necesita, para que su programa cultural tenga recorrido, que las cuentas estén saneadas y los ingresos aumenten.

Mengual resume eficazmente el sueño de Janés: editar bien, editar barato y editar mucho y asevera que editoriales actuales como Siruela, Acantilado, Pre-textos o Círculo de lectores tratan de continuar la labor del editor catalán en el siglo XXI. Estamos ante un libro completo y exhaustivo que nos acerca a una de las figuras claves de la vida cultural de la España del siglo XX. ¡Larga vida a “A dos tintas” y al potentísimo legado de Josep Janés!

 

Fragmento de libre acceso en Google Play
In this article