AMAZON: EL TERCER LABERINTO

 AMAZON: EL TERCER LABERINTO

Amazon-el tercer laberinto.eduardolitran

*Un artículo de Eduardo Litrán, del blog amazoneando

 

En mi experiencia como novelista la imagen del laberinto aparece como una suerte de sueño recurrente; un capricho de los dioses, una retorcida prueba olímpica que comprendes haber superado cuando un nuevo laberinto se abre ante ti. Por descontado, la propia escritura de la novela es el primer laberinto. La autopublicación en formato digital es, cómo no, el segundo laberinto. En “Cómo publicar novelas en Amazon” dejé la guía para superar esta segunda prueba. A partir de ahí parecía que lo siguiente sería un mero ejercicio de resistencia, que a base de seguir las pistas de los demás escritores lo único que determinaría el éxito o fracaso de tu obra sería la calidad o aceptación de la misma por parte de los lectores. Es decir, una especie de travesía del desierto. Pero no, ese desierto era simplemente la antesala de un nuevo laberinto, el tercero: Amazon. Allí cada descubrimiento te lleva a nuevas dudas. Un día crees comprender cómo funciona, y a la mañana siguiente ya estás perdido de nuevo.

Hay, por descontado, unos consejos básicos que facilitan otros escritores que meses o años atrás autopublicaron. Yo mismo los he seguido, por lo menos parcialmente. Y digo parcialmente porque precisamente ahí está el quid de la cuestión, pues tan pronto ves que el resultado no es el supuesto, comprendes que cada libro es único y tiene su propio camino. Muchas son las variables que impiden la fórmula matemática en este terreno de letras: género, extensión, precio, cubierta, resumen, fecha de publicación, publicaciones previas, publicación paralela en papel, existencia o no en librerías, autoedición o edición por editorial, exclusividad en Amazon o presencia en otras plataformas, uso de promociones gratuitas o no, fechas y tipos de promoción, apoyo en redes sociales, críticas de lectores, menciones y referencias por parte de líderes de opinión, etc., etc., etc.

Una vez asumida la imposibilidad de seguir al cien por cien las huellas que otros dejaron comprendes que necesariamente debes adentrarte en un territorio desconocido, y es entonces cuando la dinámica ensayo-error se convierte en tu día a día, como en cualquier laberinto.

¿Qué recomendaría yo? Muy sencillo: tener claro qué haces ahí dentro, qué has entrado a buscar. Fijar un objetivo, sea cual sea este objetivo, es el referente que te permite seguir adelante, corregir los errores e intentarlo por enésima vez.

Por poner un ejemplo personal, en mi caso yo me he tomado la publicación en Amazon como una especie de estudio de mercado, un test “in vivo” para ver qué interés despierta Cero entre los clientes de esta plataforma, asumiendo el sesgo que pueda haber entre este target y el de los clientes de libro en papel y/o librería física. Mi objetivo final: publicar en papel; que cuando una editorial se fije en mi novela yo pueda demostrarles que hay lectores dispuestos a pagar una cantidad más que anecdótica de dinero por un escritor desconocido. Pero, obviamente, no cualquier editorial sino una que apueste y promocione a sus autores, que tenga un plan de acción detrás de las obras que publica. Por descontado, asumo que ahí empezará el cuarto laberinto: el de la promoción del libro en papel, pero, sin lugar a dudas, Amazon me habrá preparado para valorar el apoyo de profesionales a los cuales puede que les sirva mi propio aprendizaje y conocimientos adquiridos.

Habrá quien persiga mi mismo objetivo, otros que quieran ganarse la vida con la publicación digital, otros que sólo quieran ver su libro en esta plataforma o que con saber que hay unas pocas personas leyendo su obra en cualquier parte del mundo ya se sientan satisfechos. Creo que, como escritores, la diferencia entre que Amazon se convierta en una frustrante pesadilla o en una experiencia positiva radica en no olvidarnos de lo que hemos entrado a buscar. ¿O es que Teseo se hubiera metido en camisa de once varas de no ser porque iba en busca del Minotauro?

Newsletter

Si te ha gustado esta entrada de nuestro blog colaborativo y quieres estar al día de nuestras novedades suscríbite a nuestra lista de correo

 

Visita el blog de Eduardo Litrán
In this article