EL EDITOR ALTAVOZ: NUEVOS ROLES EN EL LABERINTO-RED

Amigos lectores y seguidores de este cuaderno editorial, como habréis podido comprobar ¡Habemos nueva web!…tras catorce meses de trabajo, y aunque nuestro diseño ideal era mucho más acabado, …

Altavoz

Amigos lectores y seguidores de este cuaderno editorial, como habréis podido comprobar ¡Habemos nueva web!…tras catorce meses de trabajo, y aunque nuestro diseño ideal era mucho más acabado, creo que hemos conseguido mejorar el portal de la Comunidad librosensayo.com.

Os encontraréis una web más legible, mejor organizada y usable (o eso espero, ejej). Además hemos decidido dar un salto cualitativo importante apostando por la participación. Con este objetivo hemos creado “El club de LUC”, un club de lectores de ensayo al que pasa a pertenecer automáticamente cualquier usuario registrado en esta Comunidad-red.

M_01clubLuc

Los usuarios registrados, los LUCs, ganarán a partir de ahora por cada acción que realicen en la web puntos en DINERO LUC (por ejemplo comentar este post te daría 20 puntos) que podrán canjear por LIBROS GRATIS de nuestras editoriales colaboradoras. Sin sorteos, sin gastos de envío y los libros que elija cada lector.

G_200-lucs

Si estás interesado en pasar a ser un LUC puedes registrarte aquí mismo en un minuto. Si quieres saber más sobre “El club de LUC” sólo tienes que pinchar aquí o ver este vídeo de YOTUBE de ¡un minuto!. Estas son nuestras 10 editoriales colaboradoras, a las que agradezco enormemente desde estas líneas su confianza en el experimento librosensayo.com.

Editoriales colaboradoras

Bien, terminada esta cuña auto-publitaria paso al post de hoy, en el que comentaremos de nuevo la figura del editor que. como sabéis, ha sido tratada en este cuaderno editorial de Ecos de Sumer en numerosas ocasiones, como por ejemplo en las entradas “El editor lego” , La criatura de Jano o “El editor de cristal”.

El editor es, evidentemente, un eje central en el proceso de edición, un verdadero “man in the middle” y las mutaciones en su rol nos indican como la cadena de valor del libro se está transformando en red de valor a causa de la disrupción digital.

En este post tomaré como base para mis reflexiones el libro “La máquina de contenido” de M. Bhaskar. Estamos ante un texto interesante, diferente. Será nuestro libro del mes a partir del día 1 de diciembre por lo que no me extenderé aquí en su análisis.

1Bhaskar_La máquina de contenido.indd

Únicamente vamos a trabajar a partir de este escrito dos figuras-fuerza: el editor-filtrador y el editor-amplificador. La tesis de Bhaskar es sencilla en su formalación pero de una utilidad notable: si entendemos qué es realmente editar, si definimos “la idea platónica de edición” más allá de épocas y formatos, podremos desprendernos de lo accesorio y reinventarnos para ser editores en un siglo XXI cibernético.

En opinión del autor de “La máquina de contenido” existen dos formas clave de aportar valor por parte del editor: estamos ante un profesional que filtra y selecciona y, llevada a cabo esta tarea, amplifica aquello que ha superado la barrera pasando a formar parte de su catálogo.

Cegados por un bosque de libros de papel que da muestras de agotamiento, no podemos observar estas dos características “puras” del editor, que van más allá de cualquier época y formato. Aproximémonos a ellas para poder otear el horizonte futuro desde una  mejor perspectiva.

a)Filtrado: el editor colador

El editor es ante todo alguien que dice NO (este tema está muy bien tratado en “Éxito. Un libro sobre el rechazo editorial, editado por Trama). En la era de los primeros manuscritos gutenberianos el proceso de descarte-selección de material publicable se efectuaba de forma muy distinta a la actual.

Pensemos por ejemplo en internet. La mayor parte de la información generada por la humanidad la encontramos ahora accesible en la red. Sin embargo este contenido danza por nuestras pantallas en estado “salvaje”, nadie lo ha seleccionado ni organizado.

Google es sin duda el mayor agente “editor-filtrador” de la red, es el colador que, con sus secretos algoritmos matemáticos, selecciona las respuestas en base a las preguntas que cada uno le hacemos. Facebook, por ejemplo, filtra contenidos generados por usuarios previamente seleccionados por nosotros (sólo vemos aquello que publican nuestros supuestos amigos).

selva

Tengamos en cuenta que, en un universo marcado por el “Content Shock” la labor de filtrado es más necesaria que nunca. En el anciano ecosistema informacional el editor, dentro de un cosmos bastante finito de manuscritos que le llegaban, decidía que tenía valor y construía un catálogo. Gestionaba la escasez predominante.

Un catálogo es un cosmos con significado, un conjunto de textos que definen la visión del mundo del editor a través del tiempo y que, relacionándose entre sí, pretenden ofrecer una propuesta de valor a la sociedad.

¿Cómo podríamos reinventar la noción de “catálogo”, muy ligada a una penuria de contenido que ya no existe, con el mar bravo de internet?. He aquí un reto para los editores del siglo XXI, que podrán jugar un nuevo papel si son capaces de editar-filtrar la red de forma más humana que Google.

b)Amplificando: el editor altavoz

Una vez desechado aquello que no interesa nos hemos quedado con los “happy few”, con el contenido que creemos que vale la pena. Nuestra tarea ahora es agregarle valor amplificándolo, dándolo a conocer. Creo que lo he repetido muchas veces en este cuaderno editorial de Ecos de Sumer, pero me gusta recordar que una de las funciones básicas del editor, en la que muchas veces no se repara, es como decía J. B. Thompson, “building a market for the book”.

¿Qué es amplificar un contenido, un libro, crear un público para el texto en la edad de la urdimbre digital?. Obviamente, no basta con darle al botón de publicar, eso ya lo hace el autor.

Altavoz 2

El gran problema de la era-hiperconectada es precisamente la escasez de atención y la fragmentación de las audiencias. El “giro copernicano de la edición” nos ha hecho pasar de la abundancia de tiempo de atención disponible y la carencia de información y textos disponibles a la situación inversa. ¿No os da la impresión, amigos, de que hoy nadie tiene tiempo para nada?.

Observemos de nuevo el rol que juega en relación a la amplificación el Dios de internet, Google. El buscador por excelencia es el altavoz supremo, el megáfono total en el siglo XXI. Copar las primeras posiciones en los resultado de Google es lo que da visibilidad hoy a cualquier contenido.

Si antes un autor valoraba una editorial pensando algo como “ah, bien, a esta casa la distribuye Machado, estaré en todas las librerías importantes” hoy podría preguntarse “¿es capaz este editor de copar las mejores lugares en Google cuando alguien busca “libros sobre meditación”?.

Hubo un tiempo en el que la precariedad informacional y textual era tal que imprimir 1000 libros de papel ya amplificaba enormemente cualquier texto. Este acto creaba un público. En nuestros tiempos digitales dar valor a la información y hacer que llegue a los destinatarios adecuados pasan a muy buen seguro por seguir otros caminos.

La construcción de comunidades de lectores segmentadas y fidelizadas es lo que dará valor a un editor-altavoz, lo que asegurará al autor que publicar con una determinada casa (quiera decir “publicar” lo que quiera decir en el incierto contexto actual) vale la pena. Hemos tratado en tema en artículo como “Tribu editorial: comunidad y venta directa”.

comunidad

c)Concluyendo que es gerundio: ¿reinvención o irrelevancia del editor?

Como siempre dejo más preguntas que respuestas. El marasmo digital es reciente, la quiebra del mundo pasado enorme, las transformaciones y su alcance están por determinar. ¿Podrá el editor encontrar modelos de negocio en el entramado de la economía digital que le permitan cobrar por aportar valor, reinventando su forma de filtrar y amplificar contenidos?

Ni idea. Todo dependerá mucho de como evolucione el mercado y las formas de lectura y consumo cultural en el cosmos-red. Podríamos, de la mano de Bhaskar, atisbar tres mundos posibles:

1.En un panorama dominado casi totalmente por el contenido gratuito el “paradigma copyright” (ese que Frankfurt representa) se hunde. El editor pasa a ser sobre todo un proveedor de servicios, editoriales y complementarios.

2.El binomio papel-copyright resiste, aunque muy diezmado. Los editores renuncia a reformularse en términos digitales y aceptan una cuota de mercado e influencia social muy residuales al auto marginarse del entorno red.

3.El editor se repiensa y relanza, aprovechando su capacidad y experiencia para seguir aportando valor, por ejemplo adaptando su saber hacer para continuar siendo un agente filtrador-amplificador. Al asumir nuevas funciones y formas de entender su profesión sigue presente en el mercado y la sociedad.

Es evidente que apuesto por el escenario número 3, me gustaría que fuera posible. Los puntos 1 y 2 son realmente complementarios, describen una situación a la que creo que no hemos de llegar. No obstante, para poder seguir siendo relevantes, los editores debe entender aquello que realmente aportan. Dejar atrás viejas rutinas es lo único que permitirá competir con las máquinas que, con sus algoritmos, parecen ser las únicas destinadas a ordenar el mundo de los libros, los textos y la información. Adelante.

Antonio Adsuar

Nueva-foto-de-perfil-RECORTADA-120

Soy fundador e impulsor principal de librosensayo.com. Licenciado en historia por la Universidad de Alicante y doctor en filosofía por la Universidad de Murcia, tras hacer un máster en gestión cultural en la UOC descubrí la tremenda transformación que estaba viviendo la industria editorial, el mundo del libro y la cultura escrita en general con la llegada de internet.

Tras 8 meses de concepción y puesta en marcha del proyecto creamos con un grupo de amigos librosensayo.com en mayo de 2013. La idea básica era sencilla: construir un sitio abierto y colaborativo para reflexionar sobre el futuro de las industrias culturales centrándonos en repensar la industria editorial, el periodismo, la educación y el futuro de la sociedad conectada, ayudados por la aproximación a textos de sociología sobre la cultura y el consumo en la sociedad contemporánea.

►►¿Hablamos? Me encuentras en: adsuar.antonio[arroba]librosensayo.com o en twitter en @AntonioAdsuar o en mi perfil de Linkedin ¡Un saludo a todos!

Si quieres saber más sobre mi clica aquí

In this article

Join the Conversation


*

2 comments

  1. Imagen de perfil de Ignacio

       ResponderReport user

    Gracias Antonio por este post, que de nuevo me hace poner en perspectiva hacia donde avanzo como editor con InterSer Ediciones. Me encanta esta doble visión de “curador de contenidos” y de “amplificador” de mensajes en base a una audiencia-comunidad segmentada. Con compromiso por una causa que tanto editor como audiencia creen importante.

    También apuesto por escenario 3. Reinventándonos continuamente, como editores, como escritores y como audiencias que seleccionamos las fuentes de contenidos y nuestros editores y prescriptores preferidos (sin olvidar a Libros Ensayos y su nuevo look). Saludos y felicidades por el nuevo impulso!!

    1. Imagen de perfil de Antonio Adsuar

         Responder

      Muchas gracias Nacho por comentar y estar tan atentos a nuestros posts! Además ahora estas conversaciones tiene premio en forma de puntos de Dinero LUC, jeje…

      La idea, efectivamente, es esa: reinventarse para seguir siendo relevantes en la era-red y no automarginarse en la irrelevancia escudándose en modos de hacer antiguos. Se trata de relanzar al editor en la época de la abundancia, como hemos relanzado esta Comunidad para llegar mejor a todos los lectores y incrementar la conversación, ¡Un saludo!