EL FASCISMO Y LA MARCHA SOBRE ROMA DE EMILIO GENTILE

Título: El fascismo y la marcha sobre Roma Autor: Emilio Gentile Trad. de Luciano Padilla López Editorial: Edhasa ISBN: 978-84-350-2737-3 379 pp. *Una reseña de David Lera, librero de la librería Artemis (León) Por influencia paterna las inclinaciones políticas del joven Benito Mussolini se …

Título: El fascismo y la marcha sobre Roma
Autor: Emilio Gentile
Trad. de Luciano Padilla López
Editorial: Edhasa
ISBN: 978-84-350-2737-3
379 pp.
71HS-mMjpNL

*Una reseña de David Lera, librero de la librería Artemis (León)

Por influencia paterna las inclinaciones políticas del joven Benito Mussolini se decantaron hacia el socialismo. Sus actividades, a menudo contra la legalidad y el orden establecido, le procuraron avales suficientes que le terminaron abriendo las puertas de la cúpula del partido -llegó a ser el número tres. También se hizo cargo de la dirección de Avanti!, el periódico oficial de los socialistas italianos. Su compromiso no estuvo exento de sinsabores como la cárcel -penas de corta duración, pero recurrentes- y soportó la beligerancia de algunos compañeros que veían con preocupación su alineamiento con las ideas más radicales. Pero su decidido apoyo a la intervención de Italia en la Primera Guerra Mundial, en claro desafío a la postura oficial del PSI, que defendía la neutralidad, le costó la expulsión del partido y el despido como director de Avanti! Estos reveses no frustraron la relación de Mussolini con la política.

Tras el final de la contienda bélica no sólo los países derrotados vivieron situaciones convulsas. Una de las consecuencias de la Gran Guerra en Italia, al igual que en otros países, fue que la violencia también se volvió cotidiana en tiempo de paz y se usó como argumento troncal en un debate político que cuestionaba con fuerza inusitada las bases de la democracia liberal. En tal contexto se explicó la llamada a una revolución de inspiración bolchevique por parte de los socialistas, cuyos métodos violentos y coactivos condujeron al país al borde de la guerra civil en el periodo 1919-1920, conocido como el «bienio rojo».
Sería precisamente esta postura maximalista y la consecuente reacción la que daría aire a los fasci di combattimento de Mussolini, sin apenas seguidores al principio, que pasarían de grupúsculo a convertirse en un auténtico movimiento de masas que acabaría dando jaque mate -ellos sí- al sistema político vigente, en octubre de 1922.

El fascismo y la marcha sobre Roma de Emilio Gentile recorre los años de génesis, consolidación y ascenso al poder de este movimiento político. Hace especial hincapié en1922 porque «aún podía ponerse freno al fascismo, y acaso aniquilarlo; todavía podía salvarse la democracia italiana, y acaso darle mayores fuerzas. Después de la “marcha sobre Roma”, día a día esta posibilidad se volvió un deseo cada vez más irrealizable». Aunque de sobra es sabido el desenlace, como recomendación al posible lector, Gentile le pide que finja ignorancia y se ponga en el lugar de los protagonistas, desconocedores del final, porque así puede calibrar mejor el sentido de las diferentes alternativas que se barajaron y los comportamientos individuales y colectivos.

Para Emilio Gentile, la clave del fracaso socialista y el triunfo fascista es que estos últimos sí supieron atrapar el instante huidizo, «el momento en que la decisión humana interviene en las circunstancias para elegir qué senda seguir, sin tener certeza alguna acerca del resultado, pero a la vez sabiendo que no puede evitarse la elección». En su narración plena de lucidez sobre estos pocos años que fundaron toda una larga época de negación de las libertades, rebaja la importancia que la historiografía ha venido otorgando a Mussolini, al que describe como «un jefe que sigue más que un jefe que antecede», a rebufo de los acontecimientos,
titubeante en ocasiones mientras Michele Bianchi, por ejemplo, rebosa determinación en los momentos de encrucijada, y cuyo papel en los inicios del fascismo no tenía la estrella de Gabriele D’Annuzio, prestigiado como héroe de guerra y por su osada ocupación de Fiume.

72a846341f1fcd8e0307a38a48f2f33b

Como demuestra su análisis pormenorizado, que sigue del mismo modo los discursos y las acciones, el fascismo se arrogó en propiedad los símbolos de todos: hubo una identificación extrema con el país, la nación, el Estado, y los escuadristas -su fuerza de choque- se convirtieron en la verdadera milicia nacional. Lo moderno frente a lo viejo, el vigor y el orgullo frente a la decadencia. «De hecho -escribe Gentile-, la victoria de la “marcha sobre Roma” exaltó en los fascistas la convicción de ser el único partido que personificaba la voluntad de la nación con derecho a gobernar el país, por fuera y por encima de la ley, del Estado constitucional y del régimen parlamentario». Y en este escenario de cambio, la violencia resultó lícita contra los enemigos que perturbaban el nacimiento de la nueva Italia.

Enfrente, el Estado que debía velar por la democracia se consumió en una fragilidad progresiva. Fue rehén de una clase dirigente cuyas decisiones, hijas de un cálculo electoral egoísta, lo desarmaron con su renuncia a ejercer el monopolio de la violencia y su lasitud para que la ley se cumpliera. Los gobernantes, con el rey Víctor Manuel III a la cabeza, compartieron con una parte considerable de la sociedad errores de juicio sobre qué significaba el fascismo. Ni era un movimiento incidental que pudiera usarse en beneficio propio contra la amenaza socialista, ni el respeto por la vía parlamentaria que recogía su programa político iba más allá de una añagaza táctica, imposible de asumir además por los escuadristas.

images

Contadas fueron las personas que alertaron del peligro e intuyeron las consecuencias. Gentile recoge con generosidad de espacio sus opiniones. El periodista Luigi Salvatorelli vio desde la primera hora la naturaleza «antiliberal y antidemocrática, no sólo antisocialista y anticomunista» de la ideología fascista y su carácter insurreccional e irrevocable como movimiento político. En un editorial de La Stampa (julio de 1922) advirtió que «hoy, engañarse, ya no es posible para nadie que esté dotado de una inteligencia normal. El fascismo es un movimiento que por todos los medios tiende a apoderarse del Estado y de la entera vida nacional para establecer su dictadura absoluta y única. El medio esencial para lograrlo es, en el programa y en el espíritu de jefes y secuaces, la completa supresión de todas las libertades constitucionales públicas y privadas». El también periodista Giuseppe Prezzolini asumió la responsabilidad colectiva en que el fascismo triunfara y escribió a su colega Luigi Albertini que «somos todos un poco culpables de habernos ilusionado con que las libertades eran algo ganado, que ya no se podía perder; y las hemos descuidado, soslayado, dejando que alguien comenzase a pisotearlas; y ese tal individuo [Mussolini] terminó por defenestrarlas. ¿Es culpa suya o nuestra? Yo creo que nuestra, más que suya»

Con el éxito de «la marcha sobre Roma» y la consecución del poder Mussolini estimó que Italia comenzaba una nueva era. En cierto sentido fue así, pues el país quedó atrapado en una dictadura a la que sólo el vendaval de otra guerra llevaría a su fin. El ensayo histórico de Emilio Gentile, certero en el cómo y en el porqué, origina interrogantes acerca de situaciones que desde nuestra cómoda atalaya consideramos inmutables. Y es que la revisión de acontecimientos como éste conjura, si somos capaces de hacer la lectura correcta, el peligro de subordinar los principios constitutivos de la democracia liberal a intereses espurios o a un pragmatismo mal entendido. He aquí un poso que trasciende épocas.

Newsletter

Si te interesa recibir recursos para escritores y entrevistas y noticias sobre el sector editorial suscríbete a nuestra lista de correo. Sólo has de dejar tu email aquí.

Boton Registro con call to action editorial

In this article

Join the Conversation


*

1 comment

  1. Imagen de perfil de David

       Responder

    Muy buena reseña de un libro necesario para entender el fascismo. Aprovecho para recomendar a quien pueda interesar mi trabajo sobre su variante española: https://www.lacentral.com/book/?id=9788493968861