El pingüino global: ideas londinenses y futuro editorial

Ya he vuelto de Londres y estoy algo asentado en Alicante. Mi experiencia de tres semanas en la capital británica ha sido bastante buena. Tal y como explica …

Penguin-Books-GIYa he vuelto de Londres y estoy algo asentado en Alicante. Mi experiencia de tres semanas en la capital británica ha sido bastante buena. Tal y como explica el libro que acabo de leer “The triumph of the city”, (editado en España por Taurus)las megalópolis son lugares muy buenos para conocer gente que comparta nuestros intereses más específicos.

En mi caso anduve buscando eventos relacionados con la disrupción digital en la industria editorial y el márketing digital. Gracias a páginas web como meetup y eventbritte pude asistir a muchas charlas gratis que, además, incluían en su mayoría cervezas y piscolabis también sin coste para los asistentes. Desde luego el ecosistema hispánico aún no ha desarrollado(que yo sepa)este tipo de ambientes donde la gente busca no sólo escuchar al ponente de turno sino, diría incluso que sobre todo, encontrar personas afines para intercambiar tarjetas e ideas en un ambiente no competitivo. Desde luego fue una gran experiencia formar parte de estas reuniones en lugares como Hub Westminster, work hubs y Google Campus. El “beerstorming” posterior en los pubs me olbigaba a no perder de vista mi lápiz ni un instante. Y es que las ciudades, recogiendo de nuevo la idea central del libro ya citado, son el mejor invento de humanidad al permitir el intercambio del bien civilizatorio más preciado, las ideas.

La charla que trataré en el post de hoy me permitió conocer de primera mano los ideas de futuro de una editorial muy imporante para mi, no más ni menos que Penguin. Para alguien como yo que trata de leer el 50% de los libros en inglés, este pingüinito siempre ha sido una referencia. Libros tan atractivos y cruciales como “The age of acces” de J. Rifkin o “Your not a Gadget” de J. Lanier los disfruté bajo la atenta mirada del animal ártico que, al cerrar el libro cada día, me transmitía esta sensación de calidad y familiaridad tan necesaria en cualquier casa editorial o marca en general. Pero vayamos ya a la sala de eventos de Google campus para encontrarnos con las ideas del relator de hoy.

 WP_20130822_021

Llego al lugar pronto, aquí es más difícil calcular lo que tardará uno en alcanzar la meta y por eso salgo con tiempo para no extraviarme en el laberinto del metro y las “lanes”, “roads”, “squares”, “streets”, “alleys”,etc. En el proyector encontramos el icónico pingüino, vetusto y majestuosos, pero rodeado de conceptos muy nuevos: metadata, aggregators, user generated content, mobility, gratification…

El ponente, Nathan Hull, que es “Digital product developement director” de la casa, toma la palabra sonriente. Lo primero que nos quiere dejar claro es que Penguin se concibe globalmente, se quiere una empresa mundial. Él mismo viaja constantemente y sus periplos le llevan de Rusia a Colombia y más allá. Pero esto no es todo…su amplitud de miras no es sólo geográfica. “we are interested in everything that tells a story” afirma. El “storytelling”, anoten el concepto, está en el corazón de su negocio. Los beneficios de Penguin no se basan en los libros, ya estén hechos de papel o de bitios, sino en contar historias.

Nathan, hiperactivo, nos recuerda como que el fundador Allen Lane, inventó el libro de bolsillo en los años 30 con un contexto muy determinado en mente: en sus trayectos de tren no tenía nada que leer y para responder a esta necesidad era necesario inventar un dispositivo móvil y barato. Se trata de seguir satisfaciendo las mismas necesidades pero ajustándose a las condiciones tecnológicas de la nueva época sin quedarse atrapado en la era Gutemberg.

WP_20130822_026

Muy interesante imagen en la que se muestra como concibe Penguin la cadena de valor de las industrias de contenidos en la actualidad. El pingüino, en el centro, se concibe como intermediario en un mundo complejo.

Muy bien pero, ¿cómo se consigue todo esto?. Ajustándonos al veloz ritmo del editor y a su discurso sintético, trataremos de resumir sus ideas fundamentales en puntos sencillos.

0.Como compañía de contenidos entendemos que el futuro pasa por generar, desarrollar y gestionar comunidades en torno a aquellas historias que contamos. Esta necesidad vital en mi opinión ya la tratamos también en este blog, en el post “tribu editorial”.

1.Competimos con todo aquello que atraiga la atención de usuario/lector y que le suponga ocupar su tiempo. Twitter, por ejemplo, es un rival para mi contenido.

2.Reinventamos nuestros productos, los enriquecemos y les damos nuevas posibilidades. Por ejemplo, con el “Diario de Ana Frank” estamos probando a ofrecer al lector extras relacionados con la localización de la casa, su ambiente y entorno gracias a fotografías, vídeos.

3.Nos ajustamos a las nuevas formas de consumo de los contenidos: apostamos por generar también productos más cortos. Hemos desarrollado un buscador de libros que los agrupa por el tiempo que necesitan para ser leídos(5 minutos, 10, 20,etc)para que el usuario pueda elegir en función de la duración de su trayecto en transporte público, por ejemplo.

4.No renunciamos a desarrollar acciones que complementen nuestra oferta y sirva para generar “engagement” con nuestra marca. Como muestra, hemos patrocinado eventos con personas conocidas como el experto en márketing Seth Godin.

WP_20130817_064

La apuesta creciente de Penguin por el merchandising muestra como se concibe a si misma: no se trata sólo de vender contenidos sino también objetos que potencien la imagen de marca y la percepción de comunidad, tomando como referente las historias que asociamos a la editorial.

5.Tratamos de ser una compañía totalmente orientada a los datos. Es increíble como podemos reorientar nuestro negocio basándonos en el tratamiento de datos masivos. Podemos conocer aquello que realmente quieren nuestros lectores/consumidores/usuarios. Este tema los hemos tratado tanto en Ecos de Sumer en el post “Ojo al dato” como en libroensayo.com(análisis del libro “Big data”)desde dos perspectivas diferentes.

6.Nuestro patrimonio fundamental son las ideas: estamos constantemente creando nuevos proyectos, experimentando y financiado iniciativas interesantes también de personas que no trabajan en Penguin gracias a las “penguin ventures”.

7.Séptima y definitiva: la clave es que todos los que estáis en esta charla, que todos los que estén interesados en cualquier tipo de historia, sepan que Penguin es la referencia. Básicamente aquello que deseo es que todos vosotros os convirtáis en pingüinos.

Con esta frase clara y rotunda terminó Nathan su intervención y dio paso a un breve turno de preguntas. Considero que el ponente consiguió sintetizar eficazmente aquello que caracteriza a Penguin y explicar cuáles son sus ideas-fuerza para construir el futuro: visión global, adaptación al mercado con nuevos formatos y tipos de contenidos, comprensión de que el “core business” del editor se debe centrar en el “storytelling” y en la gestión de comunidades y voluntad de innovación continua basada en procesos de ensayo/error. Desde luego me parece una cóctel potente que debe permitir a una editorial clásica reinventarse y continuar siendo un referencia en el mercado más competitivo de la edición, el de lengua inglesa. ¡Tomemos nota los hispanohablantes de la receta!.

 Addenda: no dejéis de visitar la magnífica página de Penguin en Gran Bretaña. Son especialmente llamativos dos apartados: Penguin Social y preguntas frecuentes.

*Si te ha parecido interesante este post puedes suscribirte a nuestro newsletter en la página “Quienes somos” para recibir nuestras novedades y seguir a @librosensayo y @EcosdeSumer en twitter

In this article

Join the Conversation

*

1 comment

  1.    Responder

    […] también la proclamaba alta y clara Nathan Hull, el responsable de desarrollo digital de Penguin, en una charla londinense que recogimos en este blog. Y es que gracias a la distribución electrónica el mercado del libro se vuelve global, sobre todo […]