LA EMERGENCIA DEL BUZO, ¡A SURFEAR!: “SUPERFICIALES”

Superficiales-medio-fet-3

“Superficiales: ¿Qué está haciendo internet con nuestras mentes”
Editorial Taurus
344 páginas, 19’50 euros (papel) 9’99 (ebook)

Recursos

icono Vídeo

icoN_0006_lectura Texto

#VídeoReseña de “Superficiales” por @AntonioAdsuar 

LA EMERGENCIA DEL BUZO, ¡A SURFEAR!: “SUPERFICIALES”

 

*Por Antonio Adsuar

 

Te está pasando y lo sabes. Cada vez te cuesta más concentrarte, eres casi incapaz de leer textos largos. No puedes mantener la concentración como antes. “¿Por qué me me sucede esto?”, te has preguntado posiblemente.

 

Como supones bien tiene algo que ver con la red, con tu exposición a internet. Como todos, cada vez pasas más tiempo saltando de aquí para allá, de enlace en enlace, de web en web. Quizás en uno de esos viajes malabaristas Google o un tuit te trajeron a librosensayo.com…ya no recuerdas muy bien como conociste esta web, ni como llegaste al blog de aquel periodista cultural tan sutil, ni donde leíste aquel artículo fluorescente sobre la crisis ucraniana (¿sería en una revista digital o en el site de un periódico?).

 

Nicholas Carr, el autor de “Superficiales”, es un periodista apasionado por la tecnología. Desde la prehistoria digital ha hecho cola en el centro comercial para ser el primero en adquirir el más novedoso ordenador. Se gastó un dineral para tener una de esas conexiones ultra-lentas primigenias que sólo se podían disfrutar en Estados Unidos a mediados de los noventa. Nos lleva ventaja pues, comenzó antes su mutación.

 

surfeando-fet

Pero Carr también es un hombre de letras, un apasionado de la lectura atenta, un defensor del libro. Estas dos querencias lo llevaron a necesitar detenerse a reflexionar…¿Qué me está pasando?, ¿Únicamente estoy distraído o está cambiando mi manera de pensar?, ¿Qué está sucediendo en mi cerebro?, ¿Es dañino?, ¿Es reversible?, ¿Es deseable esta transformación?, ¿Qué ventajas me aporta?, ¿Qué nuevas capacidades estoy desarrollando?.

 

Para responder a todas estas preguntas escribió “Superficiales: ¿Qué está haciendo internet con nuestras mentes?”. Y, comparando el nuevo y revuelto paradigma eléctrico de la conexión con el pausado estanque del libro, comenzó a comprender. No por casualidad comienza su texto el escritor citando a Mcluhan: el medio, recordémoslo una vez más, es el mensaje.

 

Digámoslo a la manera de Walter J. Ong: “las tecnologías no son meras ayudas exteriores, sino también transformaciones interiores de la conciencia, y nunca más que cuando afectan a la palabra”. Y es que el lenguaje hablado en si mismo no es una tecnología, es natural. Pero los procesos de lecto-escriptura son actos artificiales, son desarrollos tecnológicos y como tales son muy sensibles a los soportes y a las soluciones de las que se sirven para hacerse presentes.

 

Entonces, ¿Qué le sucede a la palabra en el papel?, ¿Cómo la determina habitar la pantalla?. Y aún surgen todavía más cuestiones: ¿Cómo nos transformaba esta interfaz de conexión gutemberiana que, sin vacilar aún, llamábamos “libro” hasta hace nada?, ¿Cómo nos cambia el “giro copernicano digital” que margina al texto en papel para situar en el centro el binomio red-pantalla?.

 

plugged-fet

 

a)Leer os hará libro

 

Comencemos por analizar los modos de lectura que permite el libro tradicional. Aclaremos que Carr describe las prácticas lectoras que se consolidaron en la Edad Moderna, marcadas por su carácter solitario, por la lectura silenciosa y atenta. No estamos hablando pues de la cultura escrita en general sino de un cierto tipo de conexión autor-lector a través del texto que facilita enormemente el códice.

 

¿Cómo es esta “lectura heroica” que nos aparta del mundo y nos permite vivir el tiempo de otra forma?. En primer lugar, es una lectura privada, sosegada y profunda. Supera el hombre gracias a la distancia que permite la abstracción de las letras la implicación emocional con el objeto pensado, dejando atrás en parte el marasmo, la tradicional imbricación realidad-yo de la cultura oral.

 

El libro es una interfaz de lectura acotada, que nos ofrece un cosmos organizado, finito y comprensible. Nos permite “enchufarnos” (no puedo evitar siquiera en este subapartado la metáfora electrónica) al pensamiento del autor de forma íntima y sostenida, sintonizamos con sus ideas con una intensidad muy elevada gracias al texto.

 

El escrito, en este contexto altamente envolvente que lo alberga y acoge, vuelve al lector más reflexivo, imaginativo y contemplativo. Leer, en definitiva, nos hacía libro, nos volvía libro, organizaba nuestras mentes según una cierta estructura. Pero recordemos, como hace en diversas ocasiones Carr, que este “modo leyente” ha sido excepcional si consideramos la historia de la lectura y de la humanidad en su conjunto desde que apareciera en Sumeria la letra escrita en tablillas de arcilla. ¿Cómo ha venido a revolucionar/desordenar/reconfigurar la red estas mentes pétreas?.

 

deep-reading-fet

 

b)Cliquear os hará PCs

 

Internet es una potencia abrumadora, una caja de pandora abierta un buen día que ha venido a revolverlo todo, a rehacerlo todo, a reinventarlo todo. La lectura, amigos, no es una excepción…quizás sea en la esfera del conocimiento precisamente donde la red y su nuevas formas organizar y comunicar el mundo tengan mayor influencia.

 

¿Qué hábitos adquirimos al usarla?, ¿Cómo hemos reorganizado nuestras prácticas lectoras y nuestros cerebros bajo su influjo?. Ya no queremos esperar tanto, yo no tenemos tanta paciencia. Sabemos que la información que buscamos puede ser encontrada sin seguir la linealidad del texto. Escaneamos las letras, los párrafos, los libros sin leerlos. Como antes hacíamos con el índice o la contraportada, damos vistazos rápidos aquí y allá buscando con más precisión aquello que queremos encontrar.

 

Yo no nos detenemos a observar calmadamente el bosque ni nos dejamos conducir por la vía argumental unívoca para descubrir planteamientos inesperados, capítulos que, en principio, no nos llaman la atención. El buzo se cansó de estar en el agua horas y horas, esperando encontrar aquella especie rara, bella y equívoca: la idea sorprendente no atisbada. Impacientes, salimos del agua y comenzamos a surfear…navegamos ligeros la superficie entre olas, nos caemos y volvemos a levantarnos. Pululamos por el laberinto de la red sin rumbo fijo.

 

Dos aspectos adicionales nos ayudarán a comprender mejor esta nueva galaxia por la que el cosmonauta lector va a la deriva placenteramente. Nos acostumbramos a ejecutar tareas breves, micro-pasos continuos. Vivimos los minutos-red inundados por la multi-tarea. Necesitamos algo nuevo cada minuto, clicamos sin cesar enlaces de neón, buscando esa descarga inminente de dopamina que nos regala una nueva interacción social o una nueva pantalla con información fácilmente digerible. Estar con el PC, vivir con el PC, nos lleva a ser el PC. Somos, nos dice Carr, cada vez menos “personal” y más “computer”.

 

mass-distraction-fet

 

Finalmente, nos hemos acostumbrado a estar con todos todo el tiempo. Literalmente afirma el periodista estadounidense que “nuestro apego a cualquier texto es más tenue, es provisional”. Me atrevería a añadir que también las personas se vuelven “objetos fácilmente descartables” en el ecosistema red. Saltamos de perfil en perfil de tuiter buscando nuevos estímulos en forma de conexión, descartamos peticiones de amistad en Facebook en segundos. Vivimos, como rezaba el título de un excelente libro en el que me sumergí recientemente, “Alone together”.

 

¿Acaso no hemos habitado así el mundo siempre?, ¿No era realmente una anomalía histórica esta forma de lectura sostenida, este grado intenso de concentración y actividad intelectual-mental?. Como ha explicado mi amigo José Manuel Lucía, el texto digital recupera la oralidad natural, nos lleva de vuelta a una tribu de la que nunca salimos realmente.

 

Después de todas estas experiencias, de estas horas pasadas de nodo en nodo, tras nuestras largas tardes de malabarismos en la tela de araña de internet, ¿Cómo volvemos al libro?, ¿Qué sentimos al retornar a la que ha sido nuestra casa tanto tiempo?, ¿Qué ha pasado en nuestro cerebro?…Carr nos lo explica en este excelente texto, nos da muchas claves que no he desvelado aquí. Os invito, en este caluroso agosto hispánico, a pasar un tiempo apacible con él…¿Habrá sido una infidelidad pasajera nuestra excursión por la palabra electrónica o la amante se convertirá en esposa?. La respuesta, como casi siempre, la buscamos esperanzados en un libro. ¡Pasen y lean!.

 

*PS: disculpad las deficiencias de maquetación. Me ha costado mucho dejar el texto mínimanete decente, la plantilla nos está dando problemas de nuevo.

 

Newsletter

Si quieres estar al día de las novedades de nuestra página y saber qué pasa en el mundo del ensayo te invitamos a unirte a nuestro newsletter.

Atisbo de Nicholas Carr

Nicholas-Carr-grande-fet

Nicholas George Carr es un escritor estadounidense que ha publicado libros y artículos sobre tecnología, negocios y cultura.

 

Nacido en 1959 en los Estados Unidos. Cursó estudios universitarios en la Universidad de Darmouth y en la Universidad de Harvard. Trabajó como editor ejecutivo de la Harvard Business Review. En Enero de 2008 Carr se convirtío en miembro del consejo editorial de la Enciclopedia Británica.

 

Fuente: wikipedia

Antonio Adsuar

foto aa 12

Soy fundador e impulsor principal de librosensayo.com. Licenciado en historia por la Universidad de Alicante y doctor en filosofía por la Universidad de Murcia, tras hacer un máster en gestión cultural en la UOC descubrí la tremenda transformación que estaba viviendo la industria editorial, el mundo del libro y la cultura escrita en general con la llegada de internet.

Tras 8 meses de concepción y puesta en marcha del proyecto creamos con un grupo de amigos librosensayo.com en mayo de 2013. La idea básica era sencilla: construir un sitio abierto y colaborativo para reflexionar sobre el futuro de las industrias culturales centrándonos en repensar la industria editorial, el periodismo, la educación y el futuro de la sociedad conectada, ayudados por la aproximación a textos de sociología sobre la cultura y el consumo en la sociedad contemporánea.

►►¿Hablamos? Me encuentras en: adsuar.antonio[arroba]librosensayo.com o en twitter en @AntonioAdsuar o en mi perfil de Linkedin ¡Un saludo a todos!

>>Si quieres saber más sobre mi clica aquí<<

¡ÚNETE A LA COMUNIDAD! 

M_01clubLuc

Regístrate en la primera Comunidad de libros de ensayo en español y GANA puntos que podrás canjear por libros GRATIS

Tenemos acuerdos con las mejores editoriales de ensayo para premiar tu colaboración con la Comunidad: ¡Comparte conocimiento, GANA puntos y elige tú mismo el libro que quieres que te regalemos!

*Regístrate y gana 5 puntos

*Comenta un libro y gana 20 puntos

*Sube un libro que recomiendes y gana 60

Boton regístrate ahora en modo IMG

Quiero saber+ sobre “El club de Luc”

Newsletter

Si quieres estar al día de las novedades de nuestra página y saber qué pasa en el mundo del ensayo te invitamos a unirte a nuestro newsletter.

In this article