“LEER PARA DECRECER”, IDEAS DE H.ROSA

*Ecos de Sumer, cuaderno de edición escrito por Antonio Adsuar   Barcelona es, entre otras muchas cosas, una escuela. La ciudad condal es una espacio tremendamente abierto, estimulante y …

*Ecos de Sumer, cuaderno de edición escrito por Antonio Adsuar

Tuit icono bueno

 

Nueva-foto-de-perfil-RECORTADA-120

Barcelona es, entre otras muchas cosas, una escuela. La ciudad condal es una espacio tremendamente abierto, estimulante y dinámico que nos permite aprender de los otros constantemente.

En este post voy a comentar las ideas del profesor Hartmut Rosa, que pronunció una hábil y incitadora conferencia en el CCCB el pasado lunes día 7 de marzo. Se titulaba “Vidas aceleradas”. Me dispongo a seguir el camino marcado por el sociólogo alemán en el espacioso hall ravalero del Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona…únicamente añadiré a su ponencia un ingrediente: la lectura y el libro, que como sabéis es el tema central de este cuaderno editorial “Ecos de Sumer”.

Rosa1

Apuremos el sendero amigos, adelante…Partió el profesor Rosa de una premisa: en nuestra “sociedad de la aceleración” parece que tengamos que movernos más y más deprisa simplemente para quedarnos en un mismo punto, para no perder ripio.

Estamos atrapados en lo que Max Weber llamó “the iron cage of capitalism”, vivimos encadenados a la rueda del hamster, corremos y corremos para llegar a ninguna parte. Esta es una de las paradojas nucleares de la modernidad. El capitalismo como sistema, como forma de vida, contiene esta “semilla aceleradora” que nos obliga a crecer, a acumular, que todo lo impregna.

No es la tecnología lo que nos apresura. Son las ideas, los valores, objetivos y anhelos del mundo de hoy los que nos abocan a inventar, en una espiral innovadora sin fin, nuevas técnicas que nos permitan hacer las cosas más deprisa, ahorrar un tiempo que necesitamos para hacer cada vez más cosas…es la pesadilla del crecimiento, la obsesión por ser más eficaces la que nos lleva a pergeñar nuevas máquinas.

Pero, lo intuimos, lo sabemos, no todo puede ser acelerado. Según Rosa las crisis actuales pueden ser explicadas mediante el concepto de desincronización. La economía del crecimiento exacerbado entra en contradicción con la ecología, el planeta muestra sus límites inevitables y se queja, amenazándonos con destruirnos con un calentamiento global fruto de nuestra locura.

decrec

Sentimos, también, que ya no podemos más. El día tiene veinticuatro horas y tenemos que dormir…se nos exige que seamos más eficientes, que produzcamos más, que atesoremos más contactos, conexiones y, finalmente, que no olvidemos consumir en nuestro tiempo de ocio para que el ciclo creación-destrucción que mueve el mundo no cese.

Pero dije, no lo he olvidado, que iba a hablar de libros y de lectura…nuestro conferenciante de hoy propone unas soluciones, unas recetas concretas para solventar parcialmente este problema de desincronización. Opino que el libro puede ayudar a poner en marcha este programa. Veamos:

*El libro nos detiene, nos demora, nos permite tomar distancia con nosotros y con el mundo

*El libro nos puede servir para frenar, puede llegar a ser nuestro “fetiche de renuncia”, la palanca que nos ayude a este necesario “amable desarme del yo” del que nos habla el filósofo B.C. Han 

*El libro nos ralentiza, nos re-enraíza, nos re-humaniza en definitiva

*El libro es una interfaz de conexión que enlaza mi mente con la de otro ser humano de forma profunda y fuerte. Lejos de las microconexiones espasmódicas y emocionales de la era-red, el libro nos sirve para adentrarnos en una Realidad Virtual creada por otro ser humano pero, al tiempo, generada por nosotros mismos gracias al ejercicio activo de la lectura

Cooperativa0005

¿Qué nos prometió el capitalismo a cambio de estas vidas desbocadas?, cabe preguntarse volviendo a las palabras de H. Rosala aceleración, ahora lo sabemos, no nos ha traído una mejor vida. El crecimiento ya no sirve para financiar un estado del bienestar que nos permita tener tiempo para “ser”. Sólo sirve para alimentar una deuda cuya espiral nos defenestra existencialmente.

¿Qué solución nos propone el sociólogo alemán en esta charla?: hemos de re-sincronizarnos con la vida y re-conectar con el mundo. Caminemos hacia una sociedad “post-growth”, una sociedad del decrecimiento.

No se trata de un suicidio social ni de renunciar a los bienes materiales. Lo que debemos comprender es que hemos de volver a dar un sentido más humano a una sociedad donde la economía no lo determine todo.

La democracia, como defensora de las verdaderas aspiraciones sociales, debe vencer al mercado y volver a poner la economía al servicio de las personas. La democracia se basa en la deliberación, en el acuerdo y necesita de una reflexión intolerable para el flujo incesante de los mercados que, a golpe de pantalla y apoyados por un mundo-red de flujos, secuestran el sentido de lo social.

neurobicos

Este proceso de re-emponderamiento ciudadano, de revolución política y democrática que debe servir para redefinir nuestras prioridades como especie, debe ser apoyado por un nuevo civismo. El necesario ralentizamiento de los ciclos de vida puede ser asistido por el libro y la lectura, artefacto y experiencia privilegiada e inestimable, que nos ayudarán en la tarea de construir seres humanos cívicos y críticos.

Frente a la explosión de pantallas postmodernas que nos abocan a un mundo eléctrico en el que es sencillo olvidar nuestra verdadera esencia e intereses, el libro y la lectura nos detienen, nos demoran y nos devuelven a un tiempo humano.

Las viejas tecnologías que dan sentido a unas vidas más plenas deben servirnos para reflexionar y para gobernar las nuevas y eficaces cyber-redes, para poner a estas últimas al servicio, de nuevo, del hombre.

Boton Registro con call to action editorial

Suscríbete para recibir actualizaciones de este blog y más novedades (Newsletter).Solo has de dejar tu email

Tuit icono bueno
Antonio Adsuar

Nueva-foto-de-perfil-RECORTADA-120

Soy fundador e impulsor principal de librosensayo.com. Licenciado en historia por la Universidad de Alicante y doctor en filosofía por la Universidad de Murcia, tras hacer un máster en gestión cultural en la UOC descubrí la tremenda transformación que estaba viviendo la industria editorial, el mundo del libro y la cultura escrita en general con la llegada de internet.

Tras 8 meses de concepción y puesta en marcha del proyecto creamos con un grupo de amigos librosensayo.com en mayo de 2013. La idea básica era sencilla: construir un sitio abierto y colaborativo para reflexionar sobre el futuro de las industrias culturales centrándonos en repensar la industria editorial, el periodismo, la educación y el futuro de la sociedad conectada, ayudados por la aproximación a textos de sociología sobre la cultura y el consumo en la sociedad contemporánea.

►►¿Hablamos? Me encuentras en: adsuar.antonio[arroba]librosensayo.com o en twitter en @AntonioAdsuar o en mi perfil de Linkedin ¡Un saludo a todos!

Si quieres saber más sobre mi clica aquí

 

In this article

Join the Conversation


*

6 comments

  1.    Responder

    […] filósofo H.Rosa. Ya basé en sus ideas sobre la postmodernidad una entrada anterior que titulé “Leer para decrecer”. En esta entrada quiero explicar, a través de las ideas del pensador alemán, una nueva posible […]

  2. Imagen de perfil de Armando

       ResponderReport user

    El problema es que estamos dominados por los que les interesa que el mundo vaya deprisa, y no quieren que esto pare. La sociedad exige, y nosotros nos dejamos llevar por ella sin pensar si nos es realmente útil seguirla, o sin embargo es una pérdida de tiempo que no nos lleva a ninguna parte. Deberíamos hacer una pausa, reflexionar en silencio, y decidir qué es lo que realmente queremos como individuos.
    Muy interesante artículo.

  3. Imagen de perfil de Antonio Adsuar

       Responder

    Totalmente de acuerdo con ambos. La pregunta es: ¿Podemos “civilizar” el avance de la tecnología para que siga estando a servicio del hombre?…parece ser que la economía ha pasado de ser una realidad humana a una realidad alienada que no está al servicio al conjunto de la población.

    Por eso, como dice Juan Pablo, siempre hay que revisar cualquier tecnología desde el prisma moral-democrático.

    1. Imagen de perfil de Carmoran

         ResponderReport user

      En cuanto a esa pregunta, pienso que la tecnología lo que hace es más bien adaptarse al nivel de civilización humana, y no al revés. Si lo que le interesa a la sociedad es el “aquí y ahora” sin visión a largo plazo, la tecnología va a ser programada para eso. Es un proceso parecido a las corrientes musicales de cada época. No es la música la que cambia la mentalidad de la sociedad, sino que se adapta a lo que la gente pide en ese momento.
      El tiempo dirá si me equivoco en cuanto a la tecnología.

  4. Imagen de perfil de Carmoran

       ResponderReport user

    Interesante concepto el de “sociedad de la aceleración” y la rueda del hamster. Llevaba mucho tiempo preguntándome por qué a pesar de los incontables avances tecnológicos que tenemos, hemos sido incapaces de evolucionar en cuestión de mentalidad. Es como si estuviéramos en un barco que ha cambiado de dirección, pero que sin embargo no se mueve, y así hasta que se hunde.

    1. Imagen de perfil de Juan Pablo

         ResponderReport user

      John Gray: el progreso científico-tecnológico puede ser real; el progreso moral… no tanto (siempre es reversible).