HUMANOS VS ALGORITMOS: ¿QUÉ EDUCACIÓN?, “SIN FINES DE LUCRO” DE M.NUSSBAUM

Nussbaum con fondo

“Sin fines de lucro”

Editorial Katz,  199 páginas, 16,50 euros (Libro de papel), 10 euros (ebook)

Discurso de Martha Nussbaum al recibir el Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales (2012)

Boton de compra en imagen

*Una reseña de Antonio Adsuar

Nueva-foto-de-perfil-RECORTADA-120

 

 

 

 

 

 

Flojo. Flojo. Flojo…un texto demasiado flojo. El título de este libro prometía mucho. Siempre hemos querido que uno de los ejes básicos del proyecto Librosensayo.com fuese la defensa de la cultura humanística.

Cuando analizamos la industria editorial y la lectura, el cosmos tecnológico o la sociedad del consumo siempre lo hacemos guiados por una idea fuerza: queremos comprender y ayudar a comprender las mutaciones que en el mundo se suceden para tratar de ponerlas al servicio del hombre.

El prestigio de Martha Nussbaum también nos llevó a decidirnos por este escrito y seleccionarlo como libro del mes. Sin embargo, opino que el esfuerzo de la autora ha sido demasiado parcial y esperaba encontrar mucho más en el texto. Siempre seleccionamos los escritos que proponemos y descomponemos desde la independencia y aunque hemos tenido bastante suerte en estos más de dos años de singladura también hemos querido ser claros cuando una obra no está a la altura de nuestras expectativas.

No obstante, y trayendo aquí la frase de Cervantes que tanto le gusta a mi padre y que dice “no hay libro tan malo que no tenga algo bueno”, quiero destacar en las líneas que van a seguir muchas ideas positivas que he hallado en este libro, muchos pasajes enriquecedores sobre las humanidades y el futuro de la educación en un mundo incierto y globalizado. Al ataque.

Mundo globalizado 2

a)¿Más educación=más pasta?: la deriva materialista de la enseñanza

Nussbaum parte en este texto de una idea básica: necesitamos reivindicar el papel de la educación humanística en un cosmos marcado por el auge de la ciencia y la técnica y por el hiper-capitalismo que todo lo mercantiliza.

En las últimas décadas ha ido imponiéndose universalmente una forma de comprender la educación diametralmente opuesta a la defendida por la autora. La formación se concibe como una inversión, se estudia para encontrar un buen trabajo y ganar más dinero. Se persiguen unos objetivos materiales, más que educar se adiestra a los alumnos para que se sincronicen mejor con las máquinas y con el ritmo de producción actual. Todo muy “tiempos modernos”, ahora los nuevos obreros industriales son los ingenieros subcontratados.

Olvidamos sin embargo que el crecimiento económico y la prosperidad tangible no son un fin en si mismo. Esta confusión está en la raíz de los males de nuestra civilización. La economía debe estar al servicio del hombre y no a la inversa. Además, el bienestar crematístico no se sostiene sin que haya paz. La convivencia y la confianza son la base real de cualquier sociedad…¿Podríamos disfrutar de nuestra brutal capacidad de creación y consumo de bienes y servicios enredados en el laberinto de una guerra?.

Por este motivo, Nussbaum afirma que hay que volver a poner el acento en la democracia, en un sistema de valores que produzca equilibrio y permita la coextistencia. La educación, si somos capaces de corregir la deriva anti-ética del productivismo estajanovista, debe servir como instrumento para crear las condiciones de posibilidad de subjetividades democráticas, para fomentar la generación masiva de ciudadanos capaces de convivir.

Educacion derecho

 b)Ok, pero…¿Qué es la educación para la democracia?

Una educación para la ciudadanía y la democracia debería, ante todo, tener un objetivo diáfano: ayudar a los jóvenes a dar sentido a su vida mediante la ética y la cultura, potenciar las cualidades humanas más singulares y necesarias: la empatía y el sentido crítico.

En las sociedades complejas y globales del siglo XXI ver al otro como un desconocido, como una amenaza, es una opción de consecuencias nefastas. Como defendió Rousseau, ser capaces de ponerse en el lugar del prójimo, de comprenderlo y simpatizar con él, nos permite vivir en armonía, aceptar las diferencias y hacer la convivencia posible.

Una educación que huya de las verdades sagradas, que se aleje del adoctrinamiento para ayudar a entender la relatividad de los puntos de vista y el valor de la palabra y el diálogo es, hoy en día, fundamental.

Una pedagogía cívica debe ayudar al alumno a interiorizar el carácter incompleto e interdependiente del ser humano. Sólo siendo conscientes de nuestras debilidades como individuos valoraremos la necesidad de federarnos con el otro para alcanzar una vida plena.

Frente al consumista y solitario vaquero de Malboro, que en su posición dominante agota los recursos naturales, encerrado en su cubículo privado y excluyente (antes en el mejor caballo de Texas, hoy en el todo terreno más caro) necesitamos en la era de las crisis ecológicas globales otras formas de concebir y practicar el mundo. La ética de la dominación ha de ser substituida por una ética democrática y esta sólo puede imperar si apostamos por la educación cívica.

El hombre demócrata tiene que ser introducido además en una virtud adicional e imprescindible: debe aprender a pensar por si mismo y a ser crítico con el poder. Nos cuenta Nussbaum como la figura de Sócrates sirvió como referencia fundamental para que el filosofo J. Dewey, al que conocimos gracias a la generosa indicación del LUC Juan Pablo Serra de la Universidad Francisco de Vitoria, introdujera el pensamiento crítico en EEUU. Figuras destacadas de la India como Mahatma Gandhi o el pedagogo Tagore, también son evocadas por la autora.

Kant frase

El ciudadano que habita la democracia debe siempre guiarse por la razón y vivir en permanente autoexamen, cuestionándose tanto a si mismo como a la sociedad que lo alberga. Esta cosmo-visión, esta praxis, no permitirá, recogiendo a Kant, ver en los demás un fin en si mismo y, actuando localmente pero pensando globalmente, construir una democracia a escala mundial. En la edad globalizada que surfeamos, la educación democrática de las naciones debe ser la base para un entendimiento necesario. El futuro de la especie misma está en juego.

c)Conclusión: del algoritmo-Dios al hombre como centro y sentido del mundo

Vayamos cerrando esta selección de momentos de “Sin fines de lucro”. Nussbaum ha señalado adecuadamente un desafío mayor: la pseudo-educación resultadista está ganando la partida a la “Educación” con mayúsculas. Diagnosticar correctamente el mal que aqueja a las sociedades contemporáneas es el primer paso para reconducir la situación.

Debemos ir más allá de las retóricas sobre el producto interior bruto y evitar alumbrar un “tomorrow land” hiper-tecnológico e hiper-conectado semi-inhumano, habitado por ingenieros dóciles sin sentido crítico que se dejen gobernar por un algoritmo todo poderoso.

La solución es sencilla pero hemos virar el timón: sólo apostando por una educación radicalmente cívica construiremos un porvenir viable, en el que los crecientes conflictos sean democráticamente resueltos y las comunidades pongan, de nuevo, al hombre en el centro. La tecnología y la economía volverán a ser instrumentos para un ser humano que, a pesar de los pesares, es aún la medida de todas las cosas.

 

Antonio Adsuar

Nueva-foto-de-perfil-RECORTADA-120

Soy fundador e impulsor principal de librosensayo.com. Licenciado en historia por la Universidad de Alicante y doctor en filosofía por la Universidad de Murcia, tras hacer un máster en gestión cultural en la UOC descubrí la tremenda transformación que estaba viviendo la industria editorial, el mundo del libro y la cultura escrita en general con la llegada de internet.

Tras 8 meses de concepción y puesta en marcha del proyecto creamos con un grupo de amigos librosensayo.com en mayo de 2013. La idea básica era sencilla: construir un sitio abierto y colaborativo para reflexionar sobre el futuro de las industrias culturales centrándonos en repensar la industria editorial, el periodismo, la educación y el futuro de la sociedad conectada, ayudados por la aproximación a textos de sociología sobre la cultura y el consumo en la sociedad contemporánea.

►►¿Hablamos? Me encuentras en: adsuar.antonio[arroba]librosensayo.com o en twitter en @AntonioAdsuar o en mi perfil de Linkedin ¡Un saludo a todos!

Si quieres saber más sobre mi clica aquí

¡ÚNETE A LA COMUNIDAD! 

M_01clubLuc

Regístrate en la primera Comunidad de libros de ensayo en español y GANA puntos que podrás canjear por libros GRATIS

Tenemos acuerdos con las mejores editoriales de ensayo para premiar tu colaboración con la Comunidad: ¡Comparte conocimiento, GANA puntos y elige tú mismo el libro que quieres que te regalemos!

*Regístrate y gana 5 puntos

*Comenta un libro y gana 20 puntos

*Sube un libro que recomiendes y gana 60

Quiero registrarme y GANAR puntos 😉

Quiero saber+ sobre “El club de Luc”

Newsletter

¿Quieres no perderte ni una de las novedades de esta Comunidad de Ensayo? te invitamos a unirte a nuestro newsletter.

In this article