ARAÑAS SUBVERSIBAS: REDES DE INDIGNACIÓN Y ESPERANZA DE MANUEL CASTELLS

Manuel Castells en la acampada de Barcelona en 2011

*Una Reseña de Antonio Adsuar

antonio_adsuar

 

 

 

 

 

Volver. Hay lugares a los que siempre volvemos, contradas que visitamos una vez y que quedaron en nosotros para siempre. Desde que leí a Manuel Castells nunca ha dejado de acompañarme, una ínfima parte de su pensamiento siempre me escolta, alojado en alguna neurona despistada. Ego legere, legi est…queda lo leído.

Hace unos meses se reactivó este virus en estado latente y volví a buscar un libro de Manuel Castells sobre la sociedad red y la era de la información. Recordé entonces su texto de 2012 “Redes de indignación y esperanza”, que analiza el ciclo revolucionario que se inició en 2009 con la primavera árabe y la rebelión islandesa y continuó extendiéndose por España con el 15-M y por Estados Unidos con el movimiento Occupy Wall Street.

Estamos además ante un libro peculiar en la trayectoria del mundialmente famoso sociólogo español, padre del concepto “sociedad red”. Se trata de un texto corto, intenso, escrito velozmente y que tiene la voluntad de orientar el debate entorno a los movimientos sociales contestatarios del siglo XXI y su particular relación con internet. Castells participó además brevemente en la acampada de la Plaza de Catalunya de Barcelona, ciudad a la que acude frecuentemente por su relación con una institución querida tanto por él como por mi, la Universitat Oberta de Catalunya. Con esta observación participante en el movimiento impugnador, el propio autor mostró que cree efectivamente en una máxima que esgrime en el texto : “vivir es más interesante que escribir”.

Arana-fet

Nos encontramos ante un libro especial como decía, que aúna la crónica casi periodística de los acontecimientos concretos de cada revolución con el análisis más pausado y estructural. El mismo Castells afirma que “Redes de indignación y esperanza” se debe comprender en un marco analítico más amplio, desarrollado en su texto “Comunicación y poder”.

Trata el sociólogo de trabar una particular amalgama que reconcilie los acontecimientos, la “histoire évenementiel”, y la “longue durée” (tomando prestados los términos de F. Braudel), el cambio sistemático y profundo en lo social. El mapa de preguntas se desplegaría a partir de las siguientes cuestiones: ¿Qué caracteriza la vida social-comunicacional en el siglo XXI?, ¿Cómo afecta la conexión-red a los significados mentales que se construyen en el diálogo entre ciudadanos, medios de comunicación y poder?, y, en definitiva, ¿Cómo serán el cambio social y las revoluciones políticas en la era de la red?.

a)Reseteando las instituciones

Castells parte de una premisa: nuestras instituciones actuales son el reflejo de una estructura social superada, propia de la edad pre-red. Las comunidades humanas ya están cambiando, ya viven totalmente inmersas en esferas virtuales. La gente entiende la economía, la democracia y la vida en definitiva de una manera diferente hoy y la mudanza llegará más pronto o más tarde a los organismos de poder establecido, ya sea por medio de su reforma o por medio de revoluciones que los transformen radicalmente. En palabras del propio autor: “internet trasciende el tiempo y el espacio y genera nuevos campos de experiencia humana”.

15M-sevilla-fet

¿Cuál es la base real del poder, aquello que lo sustenta radicalmente?. La hegemonía se construye sobretodo gracias a los significados que los que dominan inoculan en la mente de los ciudadanos. Sólo cuando esta imposición en el nivel supraestructural (por decirlo a lo marxista), en el plano de las ideas, falla, recurre la autoridad a la violencia. Entonces es el miedo lo que permite que la supremacía de los que gobiernan continúe.

No obstante, aunque el poder alardee de su aparente fortaleza al recurrir al terror, no está sino mostrando verdaderamente sus carencias. ¿Qué puede hacer la gente llegado este punto?: unirse para vencer el miedo. Y es en este momento cuando la red juega un papel crucial ya que conecta las mentes de forma sencilla, rauda y potente en espacios de autonomía y seguridad relativamente alejados del alcance del control del gobierno.

Internet es el punto de encuentro de los activistas, donde la coordinación se inicia. Sin embargo los indignados estructurados por la red necesitan hacer visibles sus demandas y por eso ocupan espacios simbólicos físicos como las plazas principales de las capitales. Así se vence el miedo y se pasa de la indignación a la esperanza al compartir la revolución y convivir más tangiblemente con los otros.

Las nuevas tecnologías permiten a los soliviantados retransmitir las ocupaciones y a los no participantes seguirlas en directo. Esta auto-retransmisión de masas lleva a evitar un posible bloqueo de los medios de comunicación principales que, a pesar de sus afinidades y vínculos con el poder establecido, deben rendirse a la evidencia y cubrir las acampadas.

democracia-1-fet

Como se puede observar, la era-red abre un mundo nuevo de posibilidades para el cambio social. La estructura de la malla conforma el movimiento, la tecnología se traduce y se encarna en la realidad humana. Por ejemplo, la forma propia de la red, distribuida, sin jerarquía ni centro, da lugar a una revolución diferente, sin líderes. La rapidez y el carácter difuso y veloz de internet también se traslada a unos levantamientos prolijos, cambiantes, muy participativos e inclusivos, que escapan a las clasificaciones al uso y prefieren no definirse ni articular un programa clásico de reivindicaciones concretas.

b)Conclusión: ¿Cuál ha sido el legado de las revoluciones-red?, ¿Han servido para algo?

Es hora de ir liquidando esta reseña con la que arrancamos la primavera en el marzo hispánico. Castells desea valorar las contradicciones, los claros-obscuros de las revoluciones-red. ¿Realmente estos espasmos han pasado del mero “performance”, de la reivindicación ruidosa y epidérmica?, ¿Cómo va a cambiar las cosas un movimiento sin cabezas visibles, sin demandas tangibles y que, aunque reconoce el principio genérico de democracia representativa, se niega a entrar en el juego institucional que, hoy por hoy, es el único cauce que nos permitiría transformar la realidad esencialmente?.

Además, afirma Manuel Castells, si el movimiento social se transforma en partido político este hecho llevaría a que dejara de existir como tal. La respuesta del pensador de Albacete a las preguntas justo arriba planteadas me parece interesante y acertada. Veamos…

Ciertamente estos movimientos sí han tenido éxito porque han conseguido cambiar la mentalidad de la gente. El poder ha tenido que asumir discursos que ponen en el centro del debate social temas antes negligidos como la desigualdad y la pobreza.

15-castells-version-B

El amor entre el activismo social y el reformismo político es posible porque el cambio cultural que aquel ha provocado deberá ser recogido de alguna forma por los partidos, que concretarán en sus programas nuevas medidas que aplicarán al obtener el poder. Termino con una cita de Castells que resume esta tesis central del libro: “el legado de los movimientos sociales en red será una nueva forma de democracia”. Nuestras inéditas maneras de conectar obligan a ir manufacturando un nuevo contrato social.

En este instante político convulso, en el que la primavera anuncia numerosas citas electorales en España, no perdáis la oportunidad de leer este “Redes de indignación y esperanza” de Manuel Castells. En el escrito encontraréis mucho más que en esta esquemática reseña (incluyendo un completo apéndice con la cronología de cada revolución, gráficos y encuestas); la llave para comprender el presente e imaginar el futuro la hallaréis entre las líneas de este libro.

 

¿Tiene futuro la revolución-red?: ¡Debate con nosotros!

Antonio Adsuar

foto aa 12

Soy fundador e impulsor principal de librosensayo.com. Licenciado en historia por la Universidad de Alicante y doctor en filosofía por la Universidad de Murcia, tras hacer un máster en gestión cultural en la UOC descubrí la tremenda transformación que estaba viviendo la industria editorial, el mundo del libro y la cultura escrita en general con la llegada de internet.

Tras 8 meses de concepción y puesta en marcha del proyecto creamos con un grupo de amigos librosensayo.com en mayo de 2013. La idea básica era sencilla: construir un sitio abierto y colaborativo para reflexionar sobre el futuro de las industrias culturales centrándonos en repensar la industria editorial, el periodismo, la educación y el futuro de la sociedad conectada, ayudados por la aproximación a textos de sociología sobre la cultura y el consumo en la sociedad contemporánea.

►►¿Hablamos? Me encuentras en: adsuar.antonio[arroba]librosensayo.com o en twitter en @AntonioAdsuar o en mi perfil de Linkedin ¡Un saludo a todos!

>>Si quieres saber más sobre mi clica aquí<<

¡ÚNETE A LA COMUNIDAD! 

M_01clubLuc

Regístrate en la primera Comunidad de libros de ensayo en español y GANA puntos que podrás canjear por libros GRATIS

Tenemos acuerdos con las mejores editoriales de ensayo para premiar tu colaboración con la Comunidad: ¡Comparte conocimiento, GANA puntos y elige tú mismo el libro que quieres que te regalemos!

*Regístrate y gana 5 puntos

*Comenta un libro y gana 20 puntos

*Sube un libro que recomiendes y gana 60

Boton regístrate ahora en modo IMG

Quiero saber+ sobre “El club de Luc”

Newsletter

Si quieres estar al día de las novedades de nuestra página y saber qué pasa en el mundo del ensayo te invitamos a unirte a nuestro newsletter.

icoN_0010_llibres Otros libros del autor

Castells-intento-4

Reseña en PDF
In this article