NO ES REVOLUCIÓN, ES EVOLUCIÓN: 2a semana #EbookSpain x Judit de Diego

*Un artículo de Judit de Diego         El pasado martes 13 de octubre se iniciaba la II Semana Ebook Spain en Madrid, en colaboración con …

images

*Un artículo de Judit de Diego

JuditDeDiego

 

 

 

 

El pasado martes 13 de octubre se iniciaba la II Semana Ebook Spain en Madrid, en colaboración con Campus Madrid y W3C. La edición digital y sus estándares fueron los ejes temáticos de este encuentro que sirvió de marco para el día W3C en España. Jaume Balmes y Rebeca Ruiz (de #ebookspain) fueron los conductores de unas jornadas en las que se habló de flujos de trabajo, CSS, HTML5, RRSS, la importancia de la curación del contenido digital y su accesibilidad.

II Semana EbookSpain

Es imprescindible que el editor se lea el libro que va a editar. Que lo interprete, lo entienda y conozca el formato hacia el que quiere llevarlo. El HTML es trabajo de humanos. Rebeca Ruiz

Los nuevos flujos de trabajo requeridos por la edición actual combinan operaciones propias de lo digital con procedimientos tradicionales del papel. El quid de esta evolución editorial se apoya en un pilar esencial: la no imitación, en los formatos digitales, de aquello que es propio de la edición en papel. Transmitir esta necesidad de cambio fue el reto de quienes nos guiaron a lo largo de las cuatro jornadas de la Semana Ebook: Jaume Balmes (grafista, editor y tipógrafo especializado en el ámbito digital) y Rebeca Ruiz (editora y correctora digital).

514240512_295x166

La Semana Ebook supuso un recorrido por la cadena del libro. Partimos de un esquema en el que los flujos de trabajo son idénticos para ambos tipos de edición —papel y digital—. Sin embargo, se insertan dos nuevos conceptos en el puzle de la preparación de ebooks. En primer lugar, aparece la figura encargada de una corrección técnica: el editor o revisor de código, quien deberá comprobar el uso correcto de los estándares en el lenguaje de marcado. En segundo lugar, un añadido a la labor del tipógrafo en digital. A diferencia de la edición en papel, en la que compone y genera un archivo que acabará en imprenta, el tipógrafo en digital será quien entregue el resultado final de la obra (formato epub), con una estructura y presentación gráfica (CSS) y un lenguaje de marcado (HTML5) verificados. Además, se deberá tener en cuenta la inclusión de los metadatos: aquella información de la obra que es fundamental para su clasificación, codificación y venta. A la explicación de estas nociones básicas le siguieron tres días en los que pudimos experimentar con el lenguaje de marcado y las hojas de estilo en cascada.

La charla que Jorge Portland (consultor editorial especializado en libro electrónico y contenidos digitales) dedicó a la importancia de los metadatos fue el de broche de oro de estos cuatro días en los que fuimos desde la concepción filosófica de los estándares W3C hasta la puesta en práctica del HTML5 y el CSS.

descargaDía W3C

La idea del W3C es crear una base tecnológica para poder acceder a los contenidos en cualquier [momento] futuro […] Queremos que una información que se cree hoy pueda ser leída dentro de cien años. Charles McCathieNevile

Ivan Herman inauguró la sesión W3C con reflexiones acerca de las oportunidades de la publicación digital. En un momento en el que las fronteras entre libro (EPUB3) y web (contenido digital) se difuminan, es imprescindible asegurarse unas buenas prácticas para la accesibilidad.

Dos motivos que se recuperaron durante la mesa redonda en la que se consideró la lentitud con que las publicaciones digitales ganan terreno en el mercado español.De igual modo, Gerardo Bustos recordó la importancia del papel como origen del sector editorial. Si bien es cierto que muchos editores profesionales pueden —¡y deben!— beneficiarse de su experiencia, también deberán hacer el esfuerzo de pensar en digital, huir del concepto página como unidad y crear libros digitales destinados al soporte digital.De nuevo, la necesaria reflexión para avanzar y superar debates ya obsoletos como el de «¿Papel o ebook?».

Editar un texto con lenguaje de marcado es mucho más práctico, ya que nos servirá para la edición en papel y para la digital. No doblemos trabajo. Jaume Balmes

El contenido editorial dirigido a los más pequeños traído a un primer plano por Iñaki Vélez y Yago Fandiño. La convergencia entre contenido y edición digital, la interacción entre diferentes sistemas y modelos de aprendizaje, tales como el Personal Learning Environment (PLE) o el Learning Content Management System (LCMS) y la accesibilidadson factores inexcusables para este público es infantil, pues lo inmediato es la perspectiva desde la que los llamados «nativos digitales» ven el mundo.

images (1)

Inmediatez y posibilidad de consumo; aprendizaje en cualquier lugar. Yago Fandiño

Fátima Farez, Arturo Génova, Gustavo Barón, Daniel Garijo y Charles McCathie Nevile conversaron sobre retos y soluciones de la publicación digital en ámbitos tan distintos como la investigación académica, las administraciones públicas y la industria. Uno de los temas estrella fue la curación de contenido respecto al OpenData. Si bien crear y compartir contenidos ad hoc comporta un enriquecimiento innegable, cuando estos alcanzan una magnitud de biblioteca alejandrina, su cotejo se vuelve imprescindible. Contrastar la información o adaptarla al usuario —y no tanto al dispositivo—supone, en palabras de Charles McCathie Nevile, «facilitar la vida a la gente». Por tal razón, las RRSS son una herramienta perfecta para construir perfiles de usuario que nos orienten hacia la creación de un contenido rico y práctico.

Conciencia editorial

Como ya ocurrió en la entrevista a Emiliano Molina y Jaume Balmes (Liber15) sobre nuevas aplicaciones para la autoedición[1], durante la Semana Ebook se insistió en que lo digital no viene a reemplazar nada, sino a completar —o complementar— lo que ya existe. Por eso, el verdadero objetivo de la edición digital y sus estándares es la creación de libros operables, comprensibles y preparados para superar las posibles limitaciones de los dispositivos. En consecuencia, la edición digital, lejos de eliminar fases y figuras de la cadena editorial tradicional, las diversifica o amplía.Así pues, optimicemos ese trabajoextra que demanda y apostemos por la profesionalizaciónde todas sus fases con el fin de obtener un resultado inmejorable.

Al inicio de esta síntesis, decíamos que la Semana Ebook sirvió de adentramiento en la industria de la edición digital a través de sus flujos de trabajo. Estos se han visto devaluados, en mi opinión,por la burbuja de la autopublicación y por la creencia errónea de que la calidad de la edición es consecuencia de un mayor número de publicaciones[2]. En un país en el que, desde 2012, son autopublicadasalrededor de unas cuatro mil obras al año —según la base de datos de los ISBN—, la precariedad laboral de los profesionales de la edición aumenta al apoyarse en dos premisas. Por un lado, que el bajo precio del producto final o el abaratamiento de los servicios es un fin y no una consecuencia de un trabajo bien hecho y optimizado. Por otro lado, la confusión conceptual entre autopublicación y autoedición, y las nefastas consecuencias que acarrea; aunque, como decíamos más arriba,esto es harina de otro costal a la que podríamos dedicarle una molienda aparte.

La edición digital, como producto artesanal en cuanto arte u oficio meramente mecánico, necesita abogar por la profesionalidad de los procesos y preservar la excelencia del resultado. Estos requisitos defendidos en la II Semana Ebook Spain parece que han sido olvidados por algunos agentes de la cadena del libro. Quizá a fuerza de conciencia, amor y pedagogía editorial consigamos elevar la calidad del ebook.

[1] Aquí deberíamos reconsiderar si el término correcto es autoedición o autopublicación. Emiliano Molina dedicaba a esta aparente perogrullada una estupenda entrada en su Blog de cuadratín. Del mismo modo, la consultora editorial Mariana Eguaras ilustra en su blog el gran abismo que hay entre ambos conceptos.

[2] Guillermo Schavelzon explica con todo lujo de detalles en su blog por qué no se debe relacionar calidad y cantidad de publicaciones en el sector editorial.

Newsletter

Si te interesa recibir recursos para escritores y entrevistas y noticias sobre el sector editorial suscríbete a nuestra lista de correo. Sólo has de dejar tu email aquí.

JuditDeDiego

 

 

 

 

Licenciada en Filología Hispánica y máster en Traducción Literaria, Judit se mueve por todos los ámbitos profesionales de la palabra. Desde 2012 tiene su propia asesoría lingüística y colabora con empresas del sector editorial como el Grupo SM o universidades públicas como la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona. Asesora lingüística para empresas, correctora de ortotipografía y estilo, también traduce desde el francés y el catalán al español. Apasionada de la literatura como juego, también da clases de ortografía, gramática y literatura.

In this article

Join the Conversation


*