Inicio Forums Principal AUTOR Y LIBRO DEL MES AUTOR DEL MES ¡Qué grande es Bauman!: opina sobre su líquida vida y sobre su obra inestable

Viendo 13 entradas - de la 1 a la 13 (de un total de 13)
  • Autor
    Entradas
  • #3038
    Antonio Adsuar
    Superadministrador

    Nuestro primer autor del mes es un titán, un intelectual luchador e incansable. Os dejo unas breves preguntas para animaros a que hablemos de él…también pondré alguna idea personal.

    -¿Cuál es tu libro favorito de Bauman?. Yo siempre digo que «Mundo consumo». Un buen análisis de las contradicciones y tensiones que la sociedad consumista genera con la democracia.

    -¿El famoso concepto de «líquido», se puede aplicar a todo?. Yo quizás sí lo veo claro en lo referente a la ética, a la falta de solidez de los referentes morales que guían la sociedad. Pero por ejemplo en educación no lo veo tan claro(eso sí, su libro sobre educación no lo he leído: http://planetadelibros.com/sobre-la-educacion-en-un-mundo-liquido-libro-87352.html)

    -¿Os parece justa la crítica que hace Bauman al proyecto de la ilustración?. Aunque está bien argumentada tengo que confesar que a mi me duele y no estoy muy a favor, quizás porque soy muy pro-luces. Las vinculaciones directas que hacen entre el nazismo, la solución final  http://books.google.es/books/about/Modernidad_y_holocausto.html?id=D2hzAAAACAAJ) y la modernidad son tan atractivas como inquietantes.

    Bueno, ya están planteadas algunas de las ideas…os toca decir la vuestra. Si no habéis visitado la sección os la paso aquí: http://librosensayo.com/zygmunt-bauman/

     

    #4470
    Eugenio-Navarro
    Participante

    No he leído nada de Bauman, y supongo que ahora es el momento. De la biblioteca cojo Europa : una aventura inacabada, que editó Losada en 2006 con traducción de Luis Álvarez-Mayo. En cuanto lo eche un vistazo os comento.

    Respecto a la crítica que indicas que hace Bauman al proyecto de la Ilustración, no sé cuáles son sus argumentos, pero comparto contigo esa desazón que entiendo producto del despertar de cierto «sueño ilustrado» que (creo) tantxs hemos sufrido; en mi caso, vino motivado al comprender que la praxis ilustrada se estableció sobre los cimientos del idealismo (quizás por chauvinista aversión hacia el empirismo inglés, o por exceso de influencia germana…), y cuyo máximo dislate fue aquel vergonzante Culto al Ser Supremo que, en cierta manera, lo hermana con el superhombre en su versión mundanal. Tal vez en las obras de Philipp Blom (Encyclopédie y, sobre todo, Gente peligrosa) haya respuestas. De momento, aquí enlazo con una reseña de Gure Elia, de la Universidad Pública de Navarra, sobre la «trilogía de la Modernidad» de Bauman (http://www.fes-web.org/uploads/files/res/res05/12.pdf).

    Ya os comento mi lectura. ¡Un abrazo!

    #4488
    Antonio Adsuar
    Superadministrador

    Hola Eugenio,

    Gracias por romper el hielo en el foro…a ver si somos capaces de traer por aquí a algunos cuantos que sepan de Bauman de verdad y nos iluminen!. jejej..

    Este libro «Europa: una aventura inacabada» me gustó mucho y comparto varias premisas fundamentales del mismo. Fue creo el segundo que leí de Bauman…hubo una temporada que traté de leer bastante sobre la idea de Europa. Aunque yo no sé casi nada del tema en la facultad de filosofía nos explicaban estas derivaciones que comentas…la ilustración parece ser que comenzó siendo algo más francés pero se fue germanizando, haciendose idealismo, cogiendo mucho Hegel y promoviendo conceptos como los del ser absuluto,etc.

    De todas formas el debate y aquí es donde yo disentiría con Bauman, es si eso es ilustración o no. Para mi la referencia siempre será kant y todo el proyecto de las luces que recoge los mejor del republicanismo clásico greco-romano. Con Bauman coincido mucho en todo lo demás: el concepto de vida líquida y su idea del papel de Europa me parecen muy acertados.

    Quizás también podría criticar esta súper-producción editorial que está habiendo sobre él desde que es más conocido(ojo, seguramente sin ella yo no lo hubiera leído nunca): la cultura líquida, los miedos líquidos, la educación líquida. Parece un poco el «windowing» este que hace las majors de hollywood cuando sacan el film, el DVD, los muñecos, el video-juego, los cromos…pero bueno si son libros lo que sale y de alguien tan crak como Bauman sea bienvenido al fin y al cabo.

    Vale, no me enrollo más que ya me pasé. Gracias por el enlace y a ver si se anima más gente.

    Antonio

    #4610
    Eugenio-Navarro
    Participante

    <i>Europa: una aventura inacabada</i> (traducida por Luis Álvarez-Mayo y publicada por Losada en 2006) es una reflexión sobre los motivos que han llevado al que decimos «proyecto europeo» a la situación actual (teniendo en cuenta que Bauman los expuso hace diez años, todo indica que el tiempo no ha hecho sino corroborar su tesis: vivimos las consecuencias nefastas de las políticas aplicadas desde los albores de la expansión ultramarina), donde se vislumbra la posible salida que defiende este libro: el futuro de Europa podría estar abocado a aceptar (para bien o para mal) el liderazgo cultural germánico. Bauman me ha dado a entender que la cultura germánica es la que mejor ha asimilado el legado grecorromano, ya que tanto franceses como ingleses, durante los siglos XVII y XVIII, no heredaron a los clásicos como un testigo a transmitir, sino más bien como un reto que debía ser superado (las famosas querellas entre antiguos y modernos podrían reforzar este argumento); además, Alemania estaría legal y moralmente incapacitada para conformar espíritus -y cuerpos- belicistas, lo que, acercándola a culturas más pacíficas y pacifistas que la occidental, como las de China o la India cuya capacidad de adaptación evolutiva viene confirmada por el aval de la Historia, sería una auténtica ventaja a la hora de alcanzar la verdadera renovación de la mentalidad europea, ya que necesitamos cambiar la estrategia de nuestras relaciones internacionales para sobrevivir como entidad en este mundo… hobbesiano.

    Hasta aquí estoy de acuerdo con Bauman, sobre todo en la segunda apreciación. No obstante, como nadie ignora, las relaciones internacionales de Europa siguen supeditadas a las directrices del Imperio. A mi juicio, aquí Bauman utiliza un argumento poco sólido para construir una alternativa: a la deseable perspectiva europea/alemana, Bauman la llama “kantiana” porque responde a la tradición que el filósofo de Königsberg inaugura en <i>La paz perpetua</i>, y a la cual tradicionalmente se opone cierta perspectiva sospechosamente «anglófila», que califica de “hobbesiana” en honor al autor del <i>Leviatán </i>y de aquel «el hombre es un lobo para el hombre». Sobre esta identificación tengo mis objeciones porque si a la evidencia (que Bauman expone brillantemente con un lapidario «no el deseo de poseer, sino el de apropiarse», más la descripción de estos mecanismos de apropiación) de que el sistema neoliberal usa el saqueo bélico y financiero con límpida eficacia «a corto plazo», y que los actuales regidores de la economía occidental están más preocupados en el expolio inmediato que en una verdadera inversión de futuro, se la considera supremacía del principio hobbesiano, debe añadirse que esto sucede muy a pesar de Hobbes. Porque Hobbes ha sido precursor de las teorías absolutistas del siglo XVIII, pero no se entiende cómo en la actualidad pueda haberse convertido en sustento teórico de aquello que le espantaba, hoy representado por los ejecutores del neoliberalismo; corregidme si me equivoco o hay algo que no logro percibir, pero este uso del adjetivo es incorrecto, pues la oposición que puede señalarse entre el lobo de Hobbes y la paz kantiana es cierta sospecha irresoluble de que el ser humano sea malo o bueno, respectivamente, por naturaleza, pero en ningún caso de que el mundo pueda ser convertido en contra de esa naturaleza. Creo que sabemos que la educación es la única forma de moldear una supuesta naturaleza humana, y de la misma forma que el idealismo de Kant pretende responder a la realidad con un supuesto, Hobbes lo hace desde su materialismo con una evidencia, y ambas perspectivas son perfectamente compatibles (y deben ser combinadas), pues la preeminencia de la idea sobre la materia, o a la inversa, es sólo una cuestión dogmática. Creo que es obvio que esta práctica del Imperio (acciones bélicas y operaciones financieras donde sólo interesa el beneficio inmediato y se huye en cuanto las circunstancias comienzan a exigir que quien «puede» se haga cargo de los daños) es precisamente el Mal que la óptica hobbesiana (la que Hobbes expone cuando escribe) desea combatir: primero protegiendo a los ciudadanos mediante la Ley, y segundo amparando ésta a cargo de un Estado fuerte -él lo identifica con un Monarca absoluto, carente de voluntad propia y sujeto totalmente a aquella Ley-; y ambas son precisamente las dos figuras que hoy en día elude el cuatrerismo neoliberal.

    Perdonad la extensión, pero creo que es muy importante el análisis de estos conceptos porque me ha dado la impresión de que considerar que la perspectiva kantiana en el centro del proyecto europeo, como opción que se opone a la perspectiva hobbesiana (que sería por tanto otra opción), es un error. Si se asume que el mundo que se dice hobbesiano -el que Hobbes describió a su llegada- no es el deseable, lo que se asume es, precisamente, una opción  hobbesiana -la que Hobbes trató de encontrar en su filosofía.

    ¡Saludos!

    #4614
    Antonio Adsuar
    Superadministrador

     

    Hola Eugenio,

    Te agradezco tu extenso comentario. Precisamente uno de los valores de este foro puede ser la no limitación de la extensión…este ha de ser un lugar que nos permita una comunicación no Jibarizada, que diría Pascual Serrano(he terminado su libro de editorial Península hace poco

    Paso a comentar brevemente algunas de tus ideas. En primer lugar decirte que aunque leí el libro en el marco de unos estudios sobre la Unión Europea que hice hace tiempo no recordaba esta oposición Kant-hobbes que plantea Bauman, aunque si el transfondo kantiano de su propuesta para una Europa que recupere su papel en el mundo. Me quedo con una frase tuya “vivimos las consecuencias nefastas de las políticas aplicadas desde los albores de la expansión ultramarina”. Esta es la idea central de Bauman…en un mundo en que la forma imperio lleva a la catástrofe sistemática Europa ha aprendido tras sus veleidades invasoras la lección y podría alumbrar una globalización basada en el multilateralismo, en el “balance of Powers” como decían los ingleses del XVIII.

    Sobre este papel ambiguo de Alemania, sin duda el país que ha marcado con su irrupción tardía como estado la historia de Europa desde el XIX tienes que leer sí o sí este libro de Alba editorial:  http://www.albaeditorial.es/php/sl.php?shop.showprod&nt=7455&ref=97884-84283409&fldr=212#.Ub3Sh-dGT40 magnífico, de verdad.

    Sobre las filosofía de Hobbes se poco, lo que me explicaron en la facultad de filosofía en la asignatura de teoría política pero sí creo recordar que la solución “leviatán” no debe ser connotada tan negativamente como lo hace Bauman. Hay que comprender el brutal contexto de las guerras religiosas de la Inglaterra de tiempo de don Thomas para entender su propuesta. De todas formas creo que mi antiguo profesor, que dirigió mi tesis y al que tengo mucho aprecio y es además uno de los mejores kantianos de España, José Luís Villacañas, ha desarrollado esto en algún lugar. Te paso su bio de Wiki porque no sabría decirte donde, publica muchísimo(ahora está en Madrid en la Complutense: http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Luis_Villaca%C3%B1as

     

    Bueno, gracias de nuevo Eugenio por animar el cotarro. A ver si pescamos algunos sociólogos que entren al trapo y se pasen a por aquí a debatir la teoría de la vida líquida, hay tantas cosas en Bauman para comentar!.

    Saludos y seguimos leyendo y conversando

     

    Antonio

     

     

    #4615
    Eugenio-Navarro
    Participante

    En efecto Antonio, la tesis de Bauman se fundamenta en la creencia de que Europa sólo podrá sobrevivir aplicando y enseñando al mundo el principio kantiano de la paz. Pero da la impresión de que no está dispuesta a hacerlo, y que el verdadero peligro para nuestra cultura sigue siendo su oligarquía, ciega y sorda, dispuesta a sacrificarnos a todos con tal de no perder uno solo de sus privilegios (o será que consideran el Premio Nobel de la Paz como condición suficiente…): ayer mismo votaba Europa en pleno (junto a Estados Unidos y Japón -la de Hiroshima y Nagasaki), en contra de una propuesta ONU promovida por Cuba (¿habrá trampa en su formulación?) para garantizar el Derecho a la paz de los pueblos del planeta (http://armakdeodelot.blogspot.com.es/2013/06/espana-vota-en-contra-del-derecho-la.html). Una pena.

    Echaré un vistazo al libro de Rosa Sala; ya lo he localizado en una biblioteca cercana 🙂

    Y respecto a Bauman, sigo tras la pista de la liquidez.

    ¡Un abrazo!

    #4639
    Antonio Adsuar
    Superadministrador

    Hola de nuevo Eugenio,

    Europa según Bauman debe ser kantiana para enseñar al mundo que ha aprendido. Pero no parece que haya siquiera unión intra-europea. Las querellas Norte-Sur muestran de nuevo como el encaje de Alemania en Europa o de Europa en Alemania(jejej)no está resuelto. El libro de Rosa Sala «El misterioso caso alemán» es un estudio cultural que da muchas pistas del porqué.

    La ONU y la diplomacia se están volviendo cada vez más líquidas. Ahora los ataques son virtuales, ciber-ataques…que lejos quedaron las querellas sobre los misiles de la guerra fría no??. Yo creo que aquí Bauman también nos ayuda a entender esta desmaterialización del mundo que trae lo digital. El libro también se está volviendo líquido y esto tiene consecuencias enormes. Pero eso creo que la «metáfora Bauman» puede ser fundadora, punto de partida para entender todas las transformaciones.

    ya me dices que tal la lectura Eugenio, que te cargamos de trabajo y además de leer hay que viajar y trabajar también!

    Un saludo

    Antonio

    #4646
    Eugenio-Navarro
    Participante

    Hola a todxs.

    Ya tengo el libro de Rosa Sala en mi poder (durante un mes…) y a primera vista hubo flechazo 🙂 A ver si consigo aclarar qué sea esa cultura germano-griega-europea que tenemos que descubrirnos para identificar el futuro en común.

    En principio sigo sospechando de la senda kantiana, quizás porque mi «tendencia literaria» me remite a la trinidad Marx-Nietzsche-Freud, que no puedo abandonar aunque quisiera (hubo un tiempo, pero la última década y estos movidos años de crisis han desregularizado la marea, y lo que parecía obsoleto se tornó imperante). Ya os digo, voy a ver si aclaro mis ideas con el libro de Rosa Sala.

    Respecto a Bauman, sin duda la noción de Liquidez (le voy echando un vistazo a Modernidad líquida y Bauman parte de la fluidez, que es un concepto aún más apasionante) es una representación muy visual, que aporta al análisis de nuestro mundo el dinamismo que hace justicia a su inconstancia. Estamos inmersos en una Era Líquida; y aunque uno se da cuenta, cuando estudia otras épocas de la Historia, que siempre hubo cambios y que la estabilidad no ha sido nunca una virtud de las sociedades humanas, lo cierto es que sólo esta propiedad nuestra de la licuación puede explicar que los imperios más «sólidos» de todos los tiempos necesiten reinventarse en cuestión de lustros. Creo que el análisis de Bauman en Europa: una aventura inacabada marca los puntos esenciales: ¿qué deben hacer los europeos para su supervivencia cultural? y ¿cómo pueden llevarlo a cabo? Las respuestas… pues en ello estamos.

    Saludos.

    Eugenio

    #4685
    Antonio Adsuar
    Superadministrador

    Hola de nuevo Eugenio,

     

    Me consta que aunque esta  conversación sobre Bauman parezca un diálogo tenemos unos cuantos lectores que nos acompañan pero no se atrevan a lanzarse!. Todo se andará, será cuestión de provocarles! Ejjjeejeje.

    El libro de Rosa Sala será un gran compañero, ya verás. Verdaderamente  fascinante el recorrido mediante el cual demuestra como Alemania , queriendo ser la nueva Grecia, acabó en el nazismo. Me alegra leer que sospechas de Kant..si te das un vistazo por el otro hilo de debate sobre “¿qué es la edición cultural?” verás que el compañero Alberto y yo somos más pro-kant. Mejor, así hay más debate. Si te animas a intervenir allí también será interesante leer tus ideas…

     

    Como comenta Bauman dio en el clavo con la metáfora. Nuestro mundo es cada vez más precario e inestable y aunque yo como estudiante de historia he visto cambiar lo supuestamente eterno, ahora parece que estamos instalado en el cambio total. Junto con la idea de la “sociedad-red” que abandera el autor  del mes de Julio que estamos a punto de estrenar, Manuel Castells, la vida líquida caracteriza como ningún otro rasgo nuestras sociedades. Pobres libros de papel, que anticuado y estáticos se nos quedan…pero como los queremos y qué esfuerzo debemos hacer para poner en valor sus virtudes antes de darles portazo sin más!

    Vaya, acabé nostálgico. Bueno, no pasa nada, en el blog me reprimo más!

    Un saludo a todos!

     

    Antonio

    #4769
    Antonio Adsuar
    Superadministrador

    Traslado al hilo una reflexión y recomendación de MayaAguiluz Ibargüen, de la UNAM de México que a buen seguro sirven para enriquecer el debate; allá van…

    Qué tal Antonio? Hace unos días me invitaron a dar una charla sobre Bauman y me encontré con tu blog. Gracias por tu trabajo que mucho hace para seguir trabando nuestro entendimiento sobre nuestra condición de estar en el mundo.
    También he revisado los links hacia las publicaciones de ZB en torno a la refundación líquida de las sociedades contemporáneas, aunque la firma de Bauman que sigo preferentemente
    se inscribe en las paradojas y ambivalencias modernas. Te comparto el vínculo con El lejano próximo…. (Anthropos, 2009), el libro que da cuenta de mi propio andar sobre sus rutas.
    http://www.ceiich.unam.mx/0/51LibFic.php?tblLibros_id=378
    Mi mejor saludo
    Maya

    #9008
    Pedro
    Participante

    Veo que debatis un poco sobre la Ilustración, tema siempre apasionante.  Cuánto abarca o no la Ilustración. Casi todos los grandes temas pueden estirarse hasta el infinito.  Mi humilde gusto y opinión centra la Ilsutración especialmente en la Francia que abarca la segunda mitad del XVIII.  Si bien, en cierto modo la Ilustración empieza en el intento de F. Bacon de lograr métodos de investigación más científicos, en este sentido empíricos. La ilustración inglesa también tuvo un gran significado en las aportaciones de Hume y Berkeley.  Y sin duda la Ilustración se puede extender a Kant, cuya idea del hombre bueno y mejorable mediante la educación parte del hombre tímido, que se siente libre y sintoniza con la naturaleza de Rousseau.  Hegel y otros pueden caber dentro de ese fenómeno,  pero yo prefiero cortar en L Ènciclopedie y los franceses.

    Eugenio comentaba algo del saqueo bélico y financiero del sistema liberal.  Quizás coincidamos en que casi siempre es así.  Desde hace dos años Stiglitz dice lo mismo cuando se refiere al 1%, o cuando hace 5 meses se dio mucho bombo a la noticia de que los 850 más ricos del mundo tiene lo mismo que la mitad del planeta.  Sin necesidad de ir muy atrás, el otro día me percaté (una vez más) que siempre es así.  Ocurrió a raíz de un documental que echaron en la Tv.2 sobre  la II G.Mundial y la negociaciones de Yalta,  se trataba de un documental de O. Stone. Era un documental histórico y serio, luego es fácil suponer que casi todo lo que se apunta y muestra es cierto y no se ha desdicho.  Me fije en especial en la  Convención Demócrata de 1944, que iba a ganar Wallace, y acabó ganando Truman: todo se “trabajó” en esta dirección,  y “pactó”.  Al decir pacto, se muestra en el documental que con Truman asumen todo el poder los grandes oligarcas de siempre: Rockefeller, algunos banqueros y los reyes del acero y la industria armamentista, estos a los que les venía bien la Guerra Fría.

    Confrontáis Hobbes con Kant. Me parece bien, aunque yo le confronto más con Rousseau, entre otras razones porque Kant se nutre de Rousseau,  de quien Hegel decía “ con Rousseau empieza el mundo moderno”. Eugenio habla “de esta práctica del imperio (acciones bélicas y financieras…), que cita como el Mal del que hablaba Hobbes.  Estoy bastante de acuerdo. Voy un pelín más alla. Esas prácticas son debidas a lo que es y persigue el hombre.  El mismo Hobbes sostiene que el hombre es egoísta y codicioso.  Es esta motivación última (es base de toda su conducta social) la que le lleva a diseñar y ejecutar diversas acciones, que el mismo hombre sabe son el Mal, pero en principio son su bien o para su bien (egoísmo), por tanto… si siguiéramos esta idea, veríamos …que no tiene solución.   El estado fuerte y el monarca absoluto del que habla Hobbes (idea retomada después, en cierto modo por Hegel, y después en cierto modo por el nazismo) no admite el error del monarca, este siempre tendría razón aún cuando se equivoque o haga desmanes, idea sustentada en el contrato de incondicionalidad que firman (sin firmar) los ciudadanos con el monarca.  Contra esto se resuelve Rousseau…    Como señalas el mundo hobbsiano no es deseable, …pero es el real.  Cambiarle signfica pensar más en Rousseau y Kant,…pero el hombre “bueno” que estos soñaban no ha nacido.

    #9009
    Pedro
    Participante

    Me he dado cuenta tarde de que este tema no es reciente, ya le tenéis trabajado.  Y además me he extendido en demasía.  Mis disculpas.

    #9063
    Antonio Adsuar
    Superadministrador

    Hola Pedro,

    Al contrario, me alegra que resucites este debate fundador…aquel mayo del 2013 en el que yo y @eugenio-navarro del que siempre digo que es el cofundador de la comunidad de LUCS de librosensayo.com sin duda, debatíamos como lobos hobbesianos solitarios sobre la ilustración, tema siempre apasionante.

    Sí es cierto que el debate sobre el libro del mes siempre lo tenemos más reciente  y participa más gente, claro. Comento brevemente algunas de tus ideas. Me gusta las vinculaciones que señalas entre Kant y Rousseau, que conozco poco. Tampoco he leído casi nada de Hegel, que es una de tantas asignaturas pendientes.

    Yo prefiero, sin embargo, hablar siempre de condiciones de posibilidad, de marcos que propician y fomentan unos comportamientos más o menos dañinos. Citas bien a Stiglitz, leía libro del 1%. Yo creo que eso es posible porque nuestro marco regulatorio falla a la hora de embridar y gobernar la globalización. Esto lo trabajamos de la mano de Innerarity aquí: http://librosensayo.com/forums/topic/la-globalizacion-debe-gobernarse-con-gestion-con-politica-debate-con-nosotros-sobre-innerarity-2/

    Precisamente estos días leo «La democracia del conocimiento» del propio Innerarity, que es una revisión de la ilustración. Nos indica como el saber se ha vuelto problemático y precario y las relaciones entre política y ciencia deben ser revisadas. Aunque voy por la mitad lo recomiendo. No obstante os invito a los dos a leer con nosotros el texto que abordamos este mes y que comentaremos a partir del 1 de octubre. Especialmente sé que le gustará a Eugenio, aficionado como es a la cyber-guerilla, ajja. ¡Saludos a los dos!

    >> http://librosensayo.com/la-quimera-del-usuario-recomendado-por-alvicente/

    La-quimera-del-usuario

     

     

     

     

     

     

     

     

Viendo 13 entradas - de la 1 a la 13 (de un total de 13)
  • Debes estar registrado para responder a este debate.

1 comment

  1.   

    […] Participa en el debate sobre Bauman en nuestro foro. […]

Comments are closed.